las12

Viernes, 15 de noviembre de 2002

TALK SHOW

Fatalidad, ¿tu nombre siempre es mujer?

 Por Moira Soto

Si bien no está entronizado como Alfredo Alcón ni masivamente glorificado como Ricardo Darín, Julio Chávez es uno de los mejores actores argentinos, además de refinado pintor, maestro de actrices y actores muy respetado, autor y director teatral. Precisamente –en tanto que Un oso rojo, film en el que rinde un protagónico admirable, sigue en cartel y lo ha convertido en eje de elogios y entrevistas– discretamente, casi secretamente, Chávez está mostrando a amigos, y a amigos de amigos –de él mismo, de sus intérpretes–, Seis al cinco. Se trata de varias piezas breves que ya publicó bajo el título Obras cortas (en la puesta actual, falta una, con dos únicos roles masculinos).
Los textos, en particular La bruta espera y Lo otro, denotan un trabajo depurado –que partió de improvisaciones– respecto del lenguaje que identifica a los personajes, de la aguda observación –filtrada por un humor casi siempre corrosivo– de usos y costumbres, de ciertos arquetipos y sobre todo de la locura ordinaria, cotidiana, ésa que anda suelta, con la que convivimos en distintos ámbitos, y de la que también solemos ser portadoras.
Ahora bien, resulta que, en Seis al cinco –espectáculo que a los méritos citados suma estupendas actuaciones–, la locura y también la fatalidad tienen invariablemente nombre de mujer. No nos vamos a poner aquí a negar la existencia de locas, tocadas, insanas, delirantes en el mundo que nos rodea. Y tampoco dejaremos de reconocer que las chifladas destructivas de Chávez están por lo general diseñadas con inteligencia. Pero cuando cinco relatos escénicos al hilo están protagonizados por chicas de distinta edad y condición que irradian energía disolvente, que ejercen diferentes formas de violencia –ningunear, manipular, criticar, torturar, humillar– de la que son víctimas los hombres (salvo en el caso de Agueda, que maltrata a la amiga con que vive), no queda otra, desde un enfoque de género, que hablar de misoginia. Si la mujer es presentada reiteradamente como el enemigo, como chivo expiatorio de los problemas de la condición humana, se están reforzando –conscientemente o no– estereotipos sexistas.
En Seis al cinco –entre una esposa que promete a un santo no mirar a su marido hasta quedar embarazada, una divorciada madura despechada que agravia al joven amante que la deja hasta ligarse una paliza, una parturienta quejosa y pesimista– hay una chica retorcidamente mala, digna heredera de la Glenn Close de Atracción fatal. Esta villana al cubo cae en casa de su ex novio y autoflagelándose –”no deberías mover un dedo por mí”, “hay que acabar conmigo”, etc.– y confesándose –”tuve relaciones con tu mejor amigo, me metí en su casa, en su cama...”–, lo que en realidad busca es culpabilizar al buen tipo traicionado. De esta galería de mujeres peligrosas, acaso el personaje más interesante y complejo, al que es posible mirar con cierta simpatía humana, sea el de la embarazada a punto de parir, pesimista a ultranza, que ve todo a través de un vidrio oscurísimo: el pasado, el presente y también el futuro maternal (enumera las posibles complicaciones de la crianza hasta llegar a los disgustos que procura la adolescencia). Erica Rivas realiza una recordable interpretación, de una gracia indirecta y matizada, de este personaje tan diverso de la mística de Lo otro y de la bitch de Será justicia, a las que encarna con llamativa flexibilidad. Por su lado, Marita Ballesteros, en una etapa de espléndida madurez, va de un personaje gasallesco a una embarazada bruta pero sensata, pasando por la revanchista amanteabandonada, con gran riqueza de recursos expresivos, que incluyen la calidad de una voz profunda, bien timbrada y modulada.
Para asistir a las representaciones de Seis al cinco, en Gorriti 3917 –y Medrano–, los sábados a las 21 y a las 23, y los domingos a las 21, llamar al 4814-2889. Por su parte, Erica Rivas ofrece poemas de Marosa Di Giorgio los miércoles a las 22.30, en el Bar Nacional, Estados Unidos 308.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.