las12

Viernes, 18 de enero de 2002

TALK SHOW

Bienaventurada Reese

 Por Moira Soto

Siempre hay algo misterioso en esto de devenir actriz, actor, aprender con diversas técnicas a desdoblarse (cuando sería más descansado tomarse alguna poción del Dr. Jeckyll); en esto de –tantas veces– romperse estudiando, entrenando, probando y apenas lograr que se entere la propia familia de estos desvelos; o, al revés, con esa misma formación (o no tanto) convertirse en prócer de la escena (quizás de la pantalla) e instalarse sobre laureles que parecen tan eternos como los del Himno Nacional... La portentosa Reese Whitherspoon –gran favorita de esta columna, recientemente admirada en Legalmente rubia– representa uno de esos casos casuales que nos pueden llevar a pensar que en cualquiera de nosotras –de las lectoras que no cursaron arte dramático– acaso anide en estado de latencia una actriz genial que sólo habría necesitado la oportunidad propicia de revelarse.
Porque si Reese no hubiese acompañado –¿quieren anécdota más tópica?– a unos amigos al casting de extras de Verano del 62 (1991), hoy probablemente sería la doctora en medicina Whitherspoon en algún lugar del sur estadounidense que la vio nacer, ser educada por una familia pudiente y formal, ir a bailes de debutantes. Por fortuna para sus devotos y el arte interpretativo en general, la chica de 14 fue avistada por el director Robert Mulligan, que le adjudicó un importante personaje. Reese estuvo maravillosa y luego hizo algunas cosillas en el cine sintiéndose apenas una aficionada. Hasta que a los 18 decidió abrazar la profesión, y desde entonces eligió sus proyectos con evidente coherencia, apartándose del camino estelar por el que la habrían empujado fórmulas comerciales adocenadas, y optando por el riesgo inconfortable y las mutaciones más inquietantes como intérprete, sin buscar a priori la simpatía del público. “Cada actriz, aun sin quererlo, se encuentra tarde o temprano prisionera de una determinada imagen física, y no quiero que eso me suceda a mí. Soy como soy: a veces más flaca, a veces menos, y no estoy dispuesta a morirme de hambre o a matarme en un gimnasio cuatro horas diarias para lucir el lomazo que presuntamente se espera que tenga. Sinceramente, prefiero cultivarme como persona”, declaró hace un tiempo esta rubia en un alto de la relectura de su novela favorita, El fin de la aventura de Graham Greene, antes de abocarse a encarnar a la novia rica del American Psycho, otra de sus atrevidas apuestas.
Si bien no todas las películas de esta personal sureña se han estrenado localmente, a veces el cable y el video contribuyen a mitigar esta carencia: es el caso de Election (presentada también como La trampa), una intranquilizadora realización de Alexander Payne en donde la versátil RW encarna con sutiles recursos a una minuciosa trepadora topadora, perfectamente estructurada para arrollar sin la menor culpa a los que se le atraviesen.
En esta comedia tan negra como inteligente, casi todo el mundo deja escapar en algún momento su enano fascista, miserable, hipócrita, traidor. Salvo una lesbiana anarca que hace temblar los cimientos del colegio al proclamar públicamente que la elección del presidente de la liga estudiantil es algo estúpido, que no va a resolver nada porque las patéticas promesas de los candidatos (con nuestra Reese al frente) son formuladas sólo para ponerlas después en la solicitud de ingreso a la universidad. La chica, Tammy, logra que la echen de la high school mixta yen castigo –eso creen ellos– sus padres la mandan al colegio católico de niñas Corazón Inmaculado. De todos modos, aunque es sin duda el personaje más honesto, Tammy también se engaña un poquitín cuando se la escucha en off, después de que la dejó una compañera: “No es que yo sea lesbiana, a mí me atraen las personas. Y resulta que todas las personas que me han atraído son chicas”.

Election se pasa el próximo martes 22, a las 23.45, por la señal de cable Cinecanal; vale la pena grabarla, si es que no prefieren alquilarla en video.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.