libero

Lunes, 13 de junio de 2016

FúTBOL › OPINIóN

Se globalizó el dislate

 Por Diego Brodersen

Desde hace años, quien esto escribe, aboga por no referir a eso que se da en llamar “violencia en el fútbol” a episodios periféricos de la actividad deportiva como peleas entre barras bravas, agresiones de “trapitos” a ciudadanos que pretenden estacionar sus vehículos en inmediaciones de estadios, punteros, patoteros y pesados que desde las alcantarillas detentan poderes que debieran ejercer, quienes no lo hacen por ausencia, complicidad o negligencia. Ninguno de estos casos. ni tantos otros que nada tienen que ver con la pelota, son absurdos argumentos de quienes desde la miopía, pretenden emparentarlos con la violencia en el fútbol.

Pero parece que el dislate argumental se ha globalizado, a punto tal que la UEFA amenaza con sancionar muy severamente al fútbol ruso y al fútbol inglés, incluso con la posible eliminación de la Eurocopa, de repetirse epísodios de violencia protagonizados por quienes nada tienen que ver con quienes juegan.

¿Cómo hará la UEFA para identificar como violentos rusos o ingleses a eventuales oportunistas que provoquen incidentes para perjudicar tramposamente a unos beneficiando tramposamente a otros?

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.