libero

Lunes, 5 de septiembre de 2016

FúTBOL › MAñANA, LA SELECCIóN DEBERá RATIFICAR TODO LO BUENO MOSTRADO ANTE URUGUAY EN MENDOZA

Una nueva prueba ante el más necesitado

Sin Messi y sin Dybala, los que le dieron la creatividad necesaria para superar el esquema presentado por el equipo del Maestro Tabárez, Argentina viajó a Venezuela para consolidar su liderazgo en unas Eliminatorias Sudamericanas más equilibradas que nunca.

 Por Juan José Panno

Seis equipos separados por apenas dos puntos como máximo reflejan lo pareja y apretada que están las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Rusia. Argentina (14 puntos) ocupa circunstancialmente la primera posición, pero tiene sobre sus talones a Colombia (13), Ecuador (13) Uruguay (13), Brasil (12) y Paraguay (12). Un par de peldaños más abajo, Chile (10) también da pelea por hacerse de una de las cuatro plazas disponibles o, de última, para llegar al repechaje. Se perfilan siete candidatos y hay cuatro lugares y medio, por lo que a nadie le queda espacio para distraerse. De hecho, si Argentina llegara a perder mañana contra Venezuela podría pasar del primer lugar al cuarto, con una combinación de resultados lógicos. Y en la segunda rueda debe jugar como visitante contra Ecuador, Brasil, Bolivia y Uruguay.

Y como todo puede pasar, el técnico de la Selección, Edgardo Bauza, ya empezó a tomar prevenciones para el encuentro de mañana (20.30 en Mérida) contra Venezuela. El Patón sabe que los rivales se juegan una de sus últimas cartas, sabe que el triunfo contra Uruguay en Mendoza dio oxígeno y maneja el dato de que un empate como visitante no estaría tan mal. Tal vez por eso ya anunció que el expulsado Paulo Dybala y el lesionado Lionel Messi van a ser reemplazados por Ever Banega y Nicolás Gaitán o Erik Lemela, lo que supone una mayor concentración de volantes (Javier Mascherano, Lucas Biglia, Banega, Angel Di María) para asegurar la recuperación de la pelota y un menor acompañamiento a la búsqueda ofensiva del principal referente de ataque, Lucas Pratto. El ex jugador de Vélez tuvo una actuación discreta en su debut aunque se le debe reconocer, como a todo el equipo, una enorme voluntad y entrega en cada acción de juego. Unos días atrás, antes del debut, en un completo informe presentado por el programa Paso a paso, Bauza dijo de Pratto que lo valoraba fundamentalmente porque es un referente de área y se maneja muy bien entre los centrales contrarios y casi simultáneamente Pratto dijo que más que jugar como punta de área se siente cómodo tirándose atrás, participando del juego. “Si no toco la pelota me parece que no estoy ayudando al equipo”, resumió. Por supuesto, Pratto no va a oponerse a ninguna indicación, orden o sugerencia del entrenador con tal de formar parte del equipo. Es consciente de que tiene pocas oportunidades de demostrar por qué puede afirmarse como titular y tratará de aprovecharlas para empequeñecer las sombras de Sergio Agüero y Gonzalo Higuaí. Y contra Venezuela deberá rendir en la zona caliente, porque para llevar la pelota hasta ahí ya hay demasiados jugadores.

Es realmente una pena que no puedan jugar Messi y Dybala. Es una obviedad que con Messi en la cancha siempre se puede esperar que pase algo bueno. No es fácil olvidar el dato de que Messi estuvo ausente en el único partido que perdió Argentina (contra Ecuador, en River), aunque también es cierto que una de las mejores actuaciones de la era Martino se dio sin Messi contra Colombia, en Barranquilla. Más allá del cambio de look, ante Uruguay pareció más dispuesto a asumir el rol de capitán carismático que muchos le reclaman. En otros tiempos, antes del Mundial ‘78 Houseman se ufanaba de que se había tirado a los pies de un contrario para recuperar la pelota y Menotti lo cortó en seco: “No gaste energía tirándose a los pies, René, yo a usted lo necesito allá arriba, gambeteando, creando”.

Messi, queda claro, es fundamental y mucho más si encuentra un socio con el cual puede establecer un diálogo fluido, como ocurrió con Dybala en el partido contra los uruguayos. Los encuentros de Messi con Dybala (primer partido desde el arranque en la Selección) y la personalidad para no dejarse avasallar por un rival que por sus características siempre resulta complejo son lo más positivo que dejó el debut de Bauza en Mendoza. Por supuesto, el resultado conseguido ayuda mucho, pero más ayuda si se entiende que se ganó merecidamente, que se superó la adversidad de jugar medio partido en inferioridad numérica, que la línea de fondo no mostró grandes flaquezas y que se abre la ilusión de pasajes de buen juego en los futuros encuentros de Messi con Dybala y el contagio que esto puede producir.

Sin Messi y sin Dybala, Argentina se enfrenta a una nueva prueba con un rival que parece ahogado en el fondo de la tabla, pero que sueña con salir a flote ganándole a un grande de la región.

Los cuarenta y cinco minutos de Dybala mostraron que puede ser el socio que Messi necesita. Foto AFP

Compartir: 

Twitter
 

Pratto puso voluntad para aprovechar una oportunidad tal vez inesperada.
Imagen: EFE
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.