libero

Lunes, 19 de septiembre de 2016

FúTBOL › BOCA EMPATó POR 1-1 FRENTE A GODOY CRUZ EN EL MALVINAS ARGENTINAS DE MENDOZA

No lo supo liquidar y se lo empataron

El equipo de los Barros Schelotto, apenas superior al de Méndez, se puso en ventaja con un cabezazo de Peruzzi, a los 71; Benedetto tuvo dos oportunidades y las desperdició, y a diez del final el Tomba capitalizó una distracción defensiva y logró la igualdad con un derechazo de Correa.

 Por Juan José Panno

Boca se lo empató solo. Ganaba 1 a 0, tenía media batalla ganada y muchísimo espacio para dar el golpe de gracia. Pero Benedetto no andaba derecho para el arco y desperdició dos situaciones muy claras para liquidar la cuestión. Esa fue la primera clave del empate, la más importante. No faltarán quienes digan que en realidad, los que empataron el partido fueron los mellizos Barros Schelotto porque no pusieron antes un volante de contención más para contrarrestar la ofensiva de los mendocinos cuando su entrenador empezó a manotear en el banco y se cargó de delanteros para reemplazar a los volantes. Sara, desde el arco se la veía venir y un par de minutos antes del empate hizo gestos desesperados a los entrenadaores de su equipo para conseguir un mayor reaseguro. Al final, Jara entró por por Pavón pero quedaban solo un par de minutos de juego y el 1 a 1 era inamovible. Sobre el eje de cómo se cierran los partidos girará seguramente la polémica cuando se discuta por que no sumó Boca los tres puntos en su excursión a Mendoza. Si Benedetto metía alguna de las ocasiones de que se dispuso no había margen para nada y hasta se podía pensar en una goleada por lo quebrados que estaban sus rivales. Y si los defensores de Boca no hubieran cometido un error vital (se abrieron los centrales en una pelota que venía llovida) Godoy Cruz no hubiera llegado a la igualdad. Lo concreto es que Boca –que en el balance de los 90 minutos había sido un poquito más que su rival– se quedó con el gustito amargo del empate inesperado que se tuvo que tragar después de haber paladeado la sensación de victoria.

El partido fue raro porque tuvo muchas situaciones de gol, pero todas en el último cuarto, es decir en la segunda mitad del período final. Hasta los 71, no se había producido ninguna acción clara; apenas algún remate de media distancia desviado o rebotado en las piernas de un adversario. Una hora de juego envasada al vacío matizada por mejores intenciones de parte de Boca. Bien en el medio, la dupla Cubas-Pérez recuperaba bien la pelota y le ponía claridad a la salida desde el circulo central. Pero a partir de ahí a Boca se le cerraban los caminos. Con Pavón por la derecha y Carrizo por la izquierda, con Centurión tirado atrás y Benedetto como referente de área Boca amenazaba con encuentros que podían cristalizarse en cualquier momento, pero no pasaban de insinuaciones, porque Centurión parecía perdido, Benedetto y Carrizo no pesaban, Pavón se embarullaba y Godoy Cruz, con mucha gente atrás, se preocupaba más que nada por aguantar y por ponerle algunas fichas a los de arriba, García y Ayovi, a quienes le llegaba poquito la pelota.

A los 71, entonces, llegaron las emociones. Vale la pena el repaso cronológico preciso: García le gana a Fabra, baja la pelota con el pecho y saca un remate muy potente con destino de gol. Sara la manda al corner, en una atajada fenomenal. A los 72, ataque a fondo de Boca. Peruzzi, de muy buen trabajo, inicia una jugada por su lateral. Participan Centurión y Pérez, todo se hace embarullado, pero Pérez consigue un poco de luz y se la pone en la cabeza a Peruzzi. Gol. A los 77, Benedeetto queda solo entrando por la izquierda y mete el zurdazo cruzado, muy desviado. A los 78, otra de Benedetto. Centurión llega por el medio y lo deja solo para definir. Esta vez la pelota se le va por arriba al 9 de Boca. A los 82, García lo busca a Correa, por el medio, dudan Tobio y Vergini y no duda Correa, que mete el derechazo bajo, de chanfle sobre la salida de Sara.

Si se trata de editar el partido hay que centrarlo todo en estas jugadas, las de los goles conseguidos, tan importantes como lo perdidos, de más se puede anular sin problemas.

Boca defraudó en la primera fecha, ilusiónó en la segunda y ahora provocó una sensación que oscila entre la frustración y el desconcierto.


Estadio: Malvinas Argentinas (Mendoza).

Arbitro: Patricio Loustau.

Goles: 71m Peruzzi (B), 81m Correa (GC).

Cambios: 52m Zuqui por Carrizo (B), 73m A. González por Henríquez (GC); 76m G. Giménez por Silva (GC), 77m Correa por Andrada (GC), 88m Bou por Benedetto (B), 90m Jara por Pavón (B).



Peruzzi intenta desbaratar el ataque del Tomba.

Compartir: 

Twitter
 

A Boca le quedó un gusto amargo por el empate en Mendoza. Tuvo chances para traerse los tres puntos y no las concretó.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.