libero

Lunes, 22 de agosto de 2005

FúTBOL › LE GANO A NEWELL’S SOBRE LA HORA CON MAS ESFUERZO QUE FUTBOL

No es el River de la gente

Sin lujos, sin talentos individuales que se destaquen, el equipo de Núñez se aseguró la victoria apretando a un rival sin fuerza anímica y con un gol de Santana a cinco minutos del final. Barrado había abierto el marcador y el ovacionado Ortega igualó transitoriamente.

 Por Daniel Guiñazú

River deberá acostumbrarse a ganar así, con los dientes apretados, sin nada que le sobre. A falta de talentos, de relumbrones individuales que le solucionen los problemas, tendrá que apelar más que nunca al esfuerzo y a la persistencia para conseguir lo que antes resolvía a golpes de inspiración. A Newell’s lo quebró por prepotencia de trabajo. Cuando, a cinco minutos del final, el empate se recortaba nítido en el horizonte del partido, la Gata Fernández lanzó un centro desde la derecha, la pelota se le resbaló de las manos al arquero Villar, y Santana, de rebote, convirtió el gol del 2-1, en momentos que una atmósfera de renovada disconformidad riverplatense se mezclaba con la llovizna que humedecía la tarde de Liniers.
Astrada se fue sonriente de la cancha de Vélez. Pero la circunstancia de que River esté en la punta no debe llamarlo a conclusiones engañosas. Algo hizo bien: los tres cambios que decidió el viernes tuvieron efectos beneficiosos sobre el equipo. Mareque fue de lo mejor de River por marca, velocidad y despliegue por el costado izquierdo de la defensa. Barrado armó un buen combo con el chileno Cristian Alvarez por el lateral derecho, hizo el primer gol con una volea de derecha luego de un cabezazo que erró Loeschbor, y se fue aplaudido cuando le dejó su puesto a San Martín. Y Diego Galván encaró siempre por la izquierda del ataque, y también fue reconocido por la tribuna cuando Oberman entró por él. Si el técnico estaba buscando una base a partir de la cual trabajar, los jugadores que arrancaron jugando ayer pueden ser una aceptable plataforma para que el equipo empiece a crecer en el laboratorio de la semana.
Pero no vaya a creerse que apareció el River que busca la gente. Y no parece probable que vaya a aparecer fácilmente. Para ganarle a un Newell’s cauteloso, que se fue desflecando en lo físico conforme pasaban los minutos y se hacía más visible el desgaste del clásico del jueves con Central, River sufrió demasiado. Gallardo participó de cada pelota y de cada ataque. Pero la marca de Aguirre en el arranque, la falta de compañeros que supieran interpretarlo y la ausencia de sus propias musas le impidieron convertirse en ese hombre desequilibrante sobre el que parecen descansar, ahora más que nunca, todas las posibilidades creativas de este River. Y el equipo lo sintió.
Porque a su decisión para plantarse en campo rival, River la sostuvo con esfuerzo pero no con fútbol. Apretó a Newell’s con largos ratos contra sus propios palos. Pero lo hizo mediante centros y pelotazos frontales; rara vez pudo poner a un hombre mano a mano con Villar. En pocos tramos del partido, los rosarinos se animaron a pelear la posesión de la pelota y de la mitad de la cancha. Dieron la impresión de un equipo sin fibra, impreciso, tempranamente resignado al empate. Lo alcanzaron al final del primer tiempo, en una jugada aislada: Ortega (ovacionado de principio a fin por los hinchas de River) ejecutó un tiro libre, la pelota pegó en la barrera y el propio Ortega clavó el rebote en un ángulo. Nunca lo merecieron.
River siguió embistiendo en el segundo tiempo. Y siguió chocando. Quiso perforarlo por el medio a Newell’s. Pero su dominio no tuvo relación con la cantidad ni la claridad de sus situaciones. Villar le sacó un cabezazo a Loeschbor y le tapó una entrada a Barrado. Después, nada más. El gol de Santana cayó por decantación cuando los jugadores de Newell’s se derrumbaban acalambrados por el esfuerzo del jueves. Fue un suspiro de alivio y punto. A River no le será sencilla la marcha por el Apertura, aunque la punta le maquille hoy el rostro de preocupaciones.


RIVER-2
Costanzo -6
C. Alvarez -6
Loeschbor -5
L. Fernández -6
Mareque -7
Barrado -7
Santana -6
V. Zapata -5
Gallardo -6
Farías -5
Galván -6
DT: Astrada

NEWELL'S-1
Villar -6
Re -6
Maidana -5
Spolli -5
Giménez -5
Belluschi -5
Aguirre -5
A. Zapata- 5
Ortega -6
Steinert -5
Silva -5
DT: Olmos

Estadio: Vélez (local River).
Arbitro: H. Elizondo.
Goles: 22m, Barrado (R); 45m, Ortega (N); 85m, Santana (R).
Cambios: 56m, Lucero por Steinert (N); 63m, Oberman por Galván (R); 69m, Osorio por Belluschi (N); 80m, G. Fernández por Gallardo (R); 85m, San Martín por Barrado (R); 86m, Manso por Ortega (N).
Recaudación: 116.861 pesos.

Compartir: 

Twitter
 

villar perdio la pelota y santana manda el rebote a la red. con este gol, river gano 2 a 1.
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.