libero

Lunes, 6 de noviembre de 2006

FúTBOL › BOCA DIO VUELTA EL ENCUENTRO EN SARANDI Y SE MANTIENE COMO PUNTERO DEL APERTURA

El mejor partido de la era La Volpe

Jugaba mejor cuando recibió el gol de Raymonda, le quedaba media hora para revertir el resultado y dio una prueba de solvencia para quedarse con los tres puntos: lo logró con goles de Boselli y Palacio.

 Por Ariel Greco

Boca se llevó algo más de tres puntos de Sarandí. Tenía que recuperar la cima de la tabla, tras las victorias de Estudiantes y River. Debía despejar fantasmas luego de las flojas producciones ante Argentinos y Racing. Y, sobre todo, necesitaba revertir en treinta minutos un injusto resultado adverso, ante un rival de los complicados. Y todas las cuestiones las resolvió con solvencia, para completar –probablemente– la mejor producción desde que Ricardo La Volpe se hizo cargo del plantel. El 2-1 final sobre Arsenal le devolvió la punta y lo dejó muy bien parado de cara a la recta decisiva del Apertura, con un fixture que aparenta ser más sencillo que el de sus rivales directos.

Sin un nueve como referencia de área, la apuesta de Boca en Sarandí fue buscar el juego asociado, con los volantes con la misión de llegar en compañía de los delanteros. Esa premisa le permitió mostrar un fútbol de toque parecido al de la era Basile, aunque la ausencia de un centroatacante le restó la chance de tener peso de tres cuartos hacia adelante. Por eso manejó la pelota y generó muchas aproximaciones, aunque le faltó profundidad para armar chances concretas de peligro.

Superado en el juego, Arsenal se preocupó en cerrar espacios y tratar de colocar obstáculos en el progreso del rival. Conseguido ese primer objetivo, el siguiente paso fue la búsqueda de sus atacantes a través de pelotazos largos. De esa forma, sin la necesidad (ni la posibilidad) de tener la pelota, el equipo de Alfaro pudo contar con alguna ocasión para ponerse en ventaja, como un mano a mano que Bobadilla le contuvo a Obolo. Pero estaba claro que la idea de Arsenal pasaba por aguantar el partido, a la espera de alguna contra salvadora.

Por más que en los nombres La Volpe optó por cinco defensores entre los titulares, en la cancha el puntero asumía riesgos, porque Ibarra y Morel eran más volantes que zagueros e iban más de lo que volvían. Precisamente por detrás de los dos laterales se empezó a gestar el gol de Arsenal. Caffa y Obolo progresaron por la zona de Ibarra y el ex Vélez metió un cambio de frente para la entrada de Garnier detrás de Morel, pero su remate fue desviado por Bobadilla al corner. Y de ese centro llegó el tanto de Raymonda, que surgió por el segundo palo tras un desvío en el primero.

Cuando más complicado parecía el panorama, Boca mostró su mejor versión. Porque Gago se asemejó al patrón de algunos partidos atrás, Franzoia brindó frescura y desequilibrio con su ingreso, Barros Schelotto bajó para disfrazarse de armador, Palacio siguió con sus desbordes y Boselli exhibió su olfato goleador para conseguir el empate –y le anularon mal otro–. Con esos argumentos, no resultó extraño que un rato más tarde Palacio convirtiera el tanto del triunfo al aprovechar un mal rechace de Gandolfi.

Así, el Boca de La Volpe resolvió una prueba de solvencia que se debía. Es cierto que en el final pasó un par de sofocones, pero igualmente ya había hecho méritos suficientes como para justificar la victoria. Y para recuperar confianza de cara a la recta final.


Estadio: Arsenal.

Arbitro: Carlos Maglio.

Goles: 60m Raymonda (A); 69m Boselli (B); 77m Palacio (B).

Cambios: 45m Franzoia (6) por Cardozo (B); 67m Boselli por Cahais (B) y Ledesma por Marino (B); 70m Yacuzzi por Caffa (A); 74m Valdemarín por Raymonda (A); 79m A. Gómez por Garnier (A).

Compartir: 

Twitter
 

Palacio se le escapa como toda la tarde a Gandolfi. El delantero volvió a su nivel.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.