libero

Lunes, 12 de noviembre de 2007

FúTBOL › TEVEZ, GENIO Y FIGURA EN EL FUTBOL INGLES

EL PRINCIPE CARLOS

El ex jugador de Boca se adaptó rápido al Manchester United y no para de recibir elogios, tanto de la prensa inglesa cuanto de su entrenador, Sir Alex Ferguson, y de sus compañeros, sobre todo de Wayne Rooney.

 Por Pablo Vignone

No nació en los brazos de un mayordomo ni se cambia los botines en Buckingham Palace. Pero el Reino Unido que desdeña al Príncipe de Gales está aprendiendo a amar a este Príncipe Carlos llegado desde una tierra profusa en contradicciones y siempre dispuesta a litigar contra Su Majestad.

Sir Alex Ferguson acaba de cumplir 21 años al frente del Manchester United, de manera que ha visto pasar innumerables jugadores por su equipo. De este sudamericano de eléctrico dinamismo ha dicho con admiración: “Siempre tiene algo guardado en el armario. Es de esos futbolistas que siempre hacen algo que cambia el partido”. Eso fue tras el triunfo 4-0 del ManUtd sobre el Dinamo Kiev, el miércoles pasado, por la Champions League.

Dicho de otro modo: “Carlos Tevez puede ser una gran figura del fútbol inglés”, como afirma David Walsh, el prestigioso redactor jefe de deportes del Sunday Times, en diálogo con Líbero. “Si él decide continuar su carrera en Inglaterra, tiene enormes chances de éxito. Pero habrá que ver qué decide, porque para los jugadores sudamericanos es más fácil jugar en España o Italia, por causa del clima y el idioma.”

El panorama no podría ser más auspicioso para el futbolista de la Selección Argentina, en un terreno en el que resulta arduo ganarse el respeto. Pero con el United en condiciones de ganar la Premier League inglesa tanto como la Champions en esta temporada, Tevez afronta unos meses de ventura para su carrera.

“¿Sabe por qué tiene condiciones para triunfar en el fútbol inglés?”, pregunta Walsh a Líbero antes de responder él mismo: “Porque juega con el corazón –dice, tocándose el pecho–. Le gusta el juego, lo que no siempre es frecuente, y, en especial, porque es un guerrero. Esa es la condición que más admiran los hinchas británicos, y él la posee de sobra”.

La admiración no está restringida solamente a los grandstands, a las tribunas del Old Trafford. “Es un enorme jugador”, lo ha elogiado la semana pasada Owen Hargreaves, el volante ex Bayern Munich, que enfrentó a Boca en la final Intercontinental del 2001, y que ahora equilibra el centro del campo del United. Pero quizás el mejor cumplido lo formuló quien es considerado la mayor estrella del equipo.

“Carlos es brillante e inteligente –señaló en la semana Wayne Rooney–. Juega a espaldas de los volantes rivales, el mismo lugar en donde a mí me gusta jugar; pero ahora, con él, yo puedo despreocuparme de armar la jugada y moverme a la vieja usanza de un centrodelantero, marcando goles ‘fáciles’ como jamás marqué en mi vida.”

Según Walsh, lo mejor que pudo ocurrirle a Tevez en el ManUtd es jugar con Rooney. “Son los dos de orígenes similares, de clase trabajadora, y aunque el inglés no piensa mucho fuera de la cancha, es muy inteligente adentro, sabe cómo hacerlo participar del juego.” Walsh recuerda la pared que armaron contra el Middlesborough, por la Premier League, dos fechas atrás, que terminó en un golazo del argentino: “Lo hicieron casi sin mirarse, como si se conocieran de años”. Rooney señaló que vio picar a Tevez “con el rabillo del ojo”. “Puso la pelota donde sabía que Tevez tenía que estar –coincide Walsh–. Y estaba.”

Lesionado, Rooney no pudo tomar parte ayer de la victoria del ManUtd sobre el Blackburn, que depositó al equipo en la punta de la tabla de la Premier League. El francés Louis Saha lo remplazó entonces: fue su primer partido como titular desde febrero. En los últimos tres meses, quien lo eclipsó fue, precisamente, Tevez, de quien Rooney al principio dudaba...

“Tevez se adaptó al Manchester pese a que el equipo necesitaba un centrodelantero, que no es una posición en la que él esté cómodo. Pero ya se adaptó, baja a buscar la pelota como le gusta y sube jugando”, apunta Walsh. A veces es Rooney quien hace ese trabajo o, en todo caso, quien llega en esa posición es el portugués Cristiano Ronaldo, el otro enfant terrible del equipo de Sir Ferguson (quien ya avisó que se quedará al menos cuatro años más al frente).

“A Ferguson le cae bien Tevez porque él prefiere los jugadores de clase baja que tienen corazón –explica el periodista–. Lo bueno es que Sir Alex es, tácticamente, un simplista. Les dice a los futbolistas ‘ustedes son buenos jugadores, hagan lo que saben’.” Ese pique eléctrico que caracteriza al jugador argentino lo tiene subyugado.

Contra el Blackburn, ayer, fue el turno de Ronaldo. En los siete partidos de esta temporada 2007/08 de la Premier League en que los tres fueron titulares, el ManUtd conquistó 17 goles. Ayer no estuvo Rooney, pero el portugués marcó dos goles en un minuto, el segundo tras un pase excepcional, de ingeniería, de Tevez, con la cara externa de su botín derecho. El Arsenal, que juega esta tarde, sólo podrá alcanzar al equipo rojo si vence al Reading como visitante.

“Es bueno que Tevez esté jugando en Inglaterra –redondea Walsh en la charla con Líbero–. Creo que desde Ardiles y Villa no había un fenómeno parecido. La gente lo respeta y su presencia en el fútbol inglés puede contribuir a acercar de alguna manera a los hinchas de ambos países, que tienen tantos paralelos cuando ocupan una tribuna.” Desde su autoridad como especialista, Walsh se levanta finalmente de la mesa soltando la última bomba: “Aunque, para mí, el mejor jugador del mundo, en estos momentos, es Messi. Nadie posee su técnica, asociada a su dinámica tan particular”.

Para él, como para muchos ingleses, Tevez es el Príncipe Carlos. El rey es Messi. Sin embargo, no son pocos en las Islas los que consideran que el trono del monarca no ha vuelto a ocuparse desde que se retiró Diego...

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.