libero

Lunes, 12 de noviembre de 2007

AUTOMOVILISMO Y MOTORES › EL CATALAN CHARLO CON LIBERO EN

Gené, el verdadero rey de copas

Este año integró el equipo Ferrari campeón de Fórmula 1 y el equipo Peugeot que acaba de consagrarse monarca de la Le Mans Series.

 Por Pablo Vignone

Desde San Pablo

“Nunca me sentí tan realizado.” Un caso curioso el del piloto catalán Marc Gené: tres semanas después de que Ferrari, el equipo de Fórmula 1 del cual es probador, se consagrara campeón del mundo aquí en Interlagos, el español repitió título, con Peugeot, en la Le Mans Series, casi como un campeonato mundial de autos de Sport Prototipo, en la misma pista paulista, tras ganar las Mil Millas Brasileñas junto al francés Nicolás Minassian en la noche del sábado, con un 908 HDi FAP de la escuadra francesa. El ex compañero de Gastón Mazzacane en aquel equipo Minardi de F-1 de 2000 vive lo que considera “el mejor año profesional” de su campaña “por formar parte al mismo tiempo de dos equipos campeones”, y en charla con Líbero conversó de Fórmula 1 y de su sueño: ganar las próximas 24 Horas de Le Mans.

“Yo creo que mi situación es casi única en el mundo, vamos –dice con inconfundible acento–. Integro el equipo Ferrari que acaba de ganar el Mundial de F-1 y este equipo Peugeot que salió campeón aquí”. No hay choque de intereses: “Nunca hubo problemas para trabajar en ambos equipos; de hecho, quien facilitó las cosas fue Jean Todt, el director deportivo de Ferrari, cuyo trabajo anterior había sido con Peugeot en los años ’90”.

El español compitió dos temporadas con la Minardi en F-1 antes de ser tester de Williams durante cuatro años y convertirse en probador de Ferrari a comienzos de 2006. “Esta victoria en las Mil Millas con el Peugeot y el campeonato para la marca es probablemente más satisfactoria que el quinto puesto que conseguí en el GP de Italia de 2005 con el Williams”.

Gené compara las escuadras: “Son muy profesionales ambas. Lo bueno de Ferrari es que tiene hinchas en todo el mundo. En Peugeot se trabaja mucho más en equipo porque las carreras son más largas”. Y asegura que tampoco hay grandes diferencias entre una F2007 de F-1 y el 908 diesel que llevó aquí a la victoria. “Este coche es muy similar a la Ferrari que ganó aquí el Mundial hace tres semanas. Usamos hasta las mismas marchas para doblar, el 908 tiene más potencia aunque como es más de 300 kilos más pesado los tiempos de vuelta son más lentos. Sin embargo, en las rectas va tan rápido como un F-1 y si el peso fuera el mismo, creo que un 908 sería más veloz que una F2007. La fuerza aerodinámica es la misma, y a nivel de electrónica, el próximo año estará mucho mejor el 908 con los cambios que habrá en Fórmula 1”.

Elogia a su compañero, el campeón del mundo Kimi Raikkonen (“es distinto de Schumacher. Tiene tanto talento como él pero no le gusta tanto desarrollar el auto, aunque trabaja mucho y sus comentarios son muy precisos. Va al grano, en dos palabras le dice al ingeniero lo que tiene que saber. Además, es más rápido que Fernando Alonso”) y casi jura no sentirse frustrado por no poder correr en Fórmula 1: “Mira, es muy difícil estar allí, yo me siento afortunado ocupando el lugar en el que estoy. Para mí es más importante poder ganar en el 2008 las 24 Horas de Le Mans, que ningún español ha logrado vencer. Vamos a hacer algunos tests de 24 Horas con el Peugeot 908 antes de la carrera, tenemos que ganar en confiabilidad y ser más veloces. No es fácil vencer a los Audi pero sería algo muy grande poderlo hacer”. Es que siempre hay vida después de la Fórmula 1.

Compartir: 

Twitter
 

Marc Gené (a la derecha) en lo alto del podio en Interlagos.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.