libero

Lunes, 24 de noviembre de 2008

FúTBOL › ESTUDIANTES DERROTó AL EQUIPO DE VICTORIA EN LA PLATA

Un león que rugió más que Tigre

El conjunto de Diego Cagna tenía la chance de quedar como único líder del Apertura si vencía al equipo local, pero le faltó juego asociado y dejó al descubierto su inoperancia ofensiva. Estudiantes decidió el resultado muy rápidamente.

Estudiantes les puso un freno momentáneo a los sueños de Tigre. Le ganó con una autoridad y una holgura impensables en la previa. Hasta se dio el lujo de regular el trámite en el segundo tiempo, cediéndole la iniciativa al equipo de Victoria para dejarle al descubierto toda su inoperancia ofensiva. Martín Morel no fue el jugador decisivo que ha sido en lo que va del campeonato. Y Tigre lo sintió. Le faltó juego asociado y entonces todas las fichas se apostaron a los centros, los pelotazos frontales y a las acciones con pelota quieta. Por esa vía llegó el gol de Carlos Luna a los 45 minutos de la segunda etapa, cuando el partido ya estaba acabado y resuelto el destino de los tres puntos.

En verdad todo se decidió muy rápidamente. A los 8 minutos del primer tiempo, Verón acomodó un tiro libre junto al palo izquierdo de Islas y puso a ganar a Estudiantes. Y a los 29, Moreno y Fabianesi, luego de una combinación de siete toques entre Iberbia, Gastón Fernández y Verón, anotó el 2-0. En el medio hubo un equipo que siempre fue mucho más (Estudiantes) y otro que siempre fue mucho menos (Tigre). La presión que ejerció sobre los costados, el quite que Braña aportó en la mitad de la cancha, y la calidad que Verón derrochó en cada pelota que tocó le dieron forma a una actuación sin fisuras. El equipo que dirige Leonardo Astrada controló todos los aspectos del juego. Y a tanto trepó su superioridad que a los 39 minutos Cagna dio un manotazo de ahogado: lo sacó a Rosano y lo puso a Rusculleda, tratando de darle a Tigre algo de todo lo que hasta allí le había faltado.

Pero fue como si nada. No hubo reacción. Con la pelota de su lado, pero sin salida clara por los costados, con Morel apagado y sin profundidad, en el segundo tiempo a Tigre se le fueron escurriendo de las manos las ilusiones de mantenerse en la punta, mientras Estudiantes dejó hacer y dejó de hacer conservando energías para la final del miércoles ante Internacional. Un cabezazo de Castaño que dio en el travesaño fue lo único interesante que sucedió antes de las emociones del último minuto. Leandro Benítez marcó el 3-0 con un zurdazo desde afuera del área y en la jugada siguiente, Luna –de cabeza– convirtió el 3-1. Ya era tarde. Hacía rato que Tigre se había despedido del partido con los bolsillos vacíos de fútbol.


Estadio: Ciudad de La Plata.

Arbitro: Saúl Laverni.

Goles: 8m, Verón (E); 29m, Moreno y Fabianesi (E); 89m, Benítez (E); 90m, Luna (T).

Cambios: 39m, Rusculleda (5) por Rosano (T); 63m, Luna por Giménez (T) y Calderón por Boselli (E); 68m, Galiana por G. Fernández (E); 78m, L. Benítez por Verón (E).

Compartir: 

Twitter
 

Verón celebra su tanto, el primero de la victoria de Estudiantes.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.