libero

Lunes, 5 de enero de 2009

FúTBOL › RETORNó DESPUéS DE UN CUARTO DE SIGLO

Diego volvió al Barça

Esta vez no como futbolista sino como entrenador de la Selección: fue a dialogar con Pep Guardiola, el técnico catalán, para agradecer la cesión de Lionel Messi.

Diego Armando Maradona volvió al Barcelona. Después de casi un cuarto de siglo de haber partido hacia Nápoles sin haber podido transformarse en ídolo del club catalán, el ex crack volvió a participar del vestuario del Barcelona. Invitado por el actual entrenador, Josep Guardiola, el técnico de la Selección habló ante el plantel blaugrana, luego de que las autoridades de la institución catalana autorizaran a Lionel Messi a jugar amistosos con Argentina este año, siempre y cuando los encuentros se lleven a cabo en el continente europeo. Por la tarde estuvo en Madrid, donde presenció el triunfo del Real Madrid sobre el Villarreal.

Luego de haber visto el sábado el triunfo de Barcelona 3-1 sobre Mallorca y haber firmado una camiseta de su época para que quede en el museo del club, Maradona tuvo otro gesto de acercamiento con el club catalán. En la práctica de la mañana, Guardiola invitó a Maradona a entrar al campo y a participar en la charla con el plantel. Tranquilo y feliz, el ahora entrenador de la Selección de Argentina pronunció unas palabras a los jugadores, tras lo cual ambos técnicos dialogaron de modo informal sobre Messi.

El último viernes, Guardiola aseguró en declaraciones a la prensa que no pondrá reparos en que Messi esté en el compromiso ante Francia del 11 de febrero porque es un viaje corto, que no repercutirá en su estado físico. De esta manera se modificó sustancialmente el panorama con el atacante, teniendo en cuenta que la AFA y Barcelona habían llegado a un acuerdo en los Juegos Olímpicos para que Messi participara en Beijing, pero que no acudiera a los amistosos de la Selección. “Tanto Argentina como Barcelona queremos lo mejor para Messi y vamos a cuidarlo como se merece”, expresó Maradona, que le agradeció a Laporta, a quien calificó de “señor y caballero”, porque le reabrió las puertas del club.

Maradona, que había pisado por última vez el Camp Nou el 22 de abril de 1984, en un partido de Liga frente al Espanyol en el que fue expulsado, fue el sábado al estadio catalán para ver el triunfo 3-1 ante Mallorca, junto con Messi, quien no jugó. Allí se saludó con Johan Cruyff con dos efusivos besos, y tras un breve intercambio de opiniones, se sentó en su palco. Luego se saludó con Laporta y firmó una camiseta con el número diez, que fue directo al museo de la institución.

Tras su visita a Barcelona, Maradona continuó con su gira para visitar futbolistas que actúan en el exterior. Por eso viajó a Madrid, donde en el estadio Santiago Bernabeu presenció la victoria del Real, con Fernando Gago y Gabriel Heinze como titulares, sobre el Villarreal, que tuvo a Gonzalo Rodríguez entre los iniciales. Ahora viajará a Portugal e Italia para continuar con sus entrevistas con los jugadores que convocará a la Selección.

Compartir: 

Twitter
 

Maradona y Alejandro Mancuso, ayer a la tarde en el Bernabeu.
Imagen: AFP
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.