libero

Lunes, 2 de mayo de 2011

FúTBOL › ANGEL CAPPA DEJó DE SER EL TéCNICO DE GIMNASIA

“No me equivoqué en la idea”

Después de la derrota contra Newell’s, los dirigentes del club de La Plata tomaron la determinación y el entrenador arregló ayer su desvinculación. “Estaba para seguir, pero los directivos me dijeron que no les quedaba remedio.”

 Por Juan José Panno

Angel Cappa habla pausado, tranquilo, conteniendo la bronca que le debe causar el despido que los dirigentes de Gimnasia le acababan de notificar oficialmente a las 18.30 de ayer.

–¿Cómo fue?

–Me dijeron que era un fenómeno, un crack, pero que no les quedaba remedio.

–¿Y vos qué les dijiste?

–Les pregunté si ellos habían arreglado las cuentas de Gimnasia y me respondieron que no habían tenido tiempo... Bueno, yo tampoco. Apenas dirigí un puñado de partidos. Estaba para seguir. Cuando asumí, dije que me hacía cargo de todas las consecuencias que podía traer esto y que si nos íbamos a la B, que era muy probable, yo estaba arriba del tren que se estrellaba. En el campeonato anterior, Gimnasia hizo un solo gol de visitante; sacó 11 puntos, los mismos que teníamos ahora. Te doy otro dato: hasta el partido con Tigre, hacía 71 fechas que Gimnasia no daba vuelta un resultado.

–Vos sabías dónde te metías. Llegabas a un club que traía como refuerzo al Maestrico González, un jugador que no tuviste en cuenta en tu última etapa en Huracán. ¿Por qué aceptaste semejante desafío con todo para perder?

–Tenía esperanzas de que pasara algo similar a lo que ocurrió en Huracán. Cuando llegué a Huracán, me dijeron que los dos laterales eran un desastre, Pastore y Defederico no jugaban... En fin. Y tenía la expectativa de un trabajo serio si las cosas no se podían resolver en el corto plazo.

–Mientras haya campeonatos cortos...

–Es un disparate lo de los campeonatos cortos; y lo de los promedios para el descenso es otro disparate más.

–¿En qué te equivocaste?

–Seguramente en más de una cosa, pero me parece que no en lo esencial, en la idea, en el proyecto. Repaso mentalmente todos los partidos de esta campaña y aparecen cosas increíbles. No se puede creer que hayamos perdido con Olimpo después de haberle creado una decena de situaciones de gol en el primer tiempo. Tampoco el partido contra Independiente, que teníamos que haber ganado por goleada y lo terminamos perdiendo. Algunos errores de nuestros jugadores son producto de la presión a la que están sometidos por estas cuestiones de las que hablaba antes. Esos cachetazos de derrotas inmerecidas se pagan caro.

–El River que dejaste ahora es puntero. ¿Qué te pasa cuando lo ves ahí?

–Nada. Hasta el partido con Racing, River con Jota Jota tenía 2 puntos más que los que habíamos logrado nosotros. Ahora tiene al arquero agrandado que las saca todas... son contingencias del fútbol.

–¿Qué vas a hacer ahora?

–Me voy unos días a España y vuelvo para la Copa América, tal vez trabajando como comentarista.

–¿Tenés ganas de seguir dirigiendo acá?

–Quiero quemar los últimos cartuchos acá. Si me dejan.

Compartir: 

Twitter
 

“Pagamos caras las derrotas inmerecidas”, señaló Cappa.
Imagen: Télam
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.