libero

Lunes, 13 de abril de 2015

FúTBOL › RIVER SUPERó A ARGENTINOS Y ESPERA EL PARTIDO POR LA COPA CON MáS OPTIMISMO

Sufrió para alcanzar al grupo de punteros

El conjunto de Marcelo Gallardo sigue con paso exitoso en el torneo y ahora apuesta todo a su futuro en el certamen continental. Los goles en La Paternal fueron convertidos por Cavenaghi y Boyé. El empate transitorio del local fue marcado por Rinaldi. “Lo más importante era ganar”, dijo Barovero.

Mientras espera el trascendental partido contra San José de Oruro por la Copa Libertadores, River, con un mix de titulares y suplentes, sumó la cuarta victoria consecutiva y se subió a la punta de la tabla junto con Boca, San Lorenzo y Central. El primer gol lo hizo Cavenaghi. La soledad con la que llegó al mano a mano con el arquero de Argentinos Ojeda, sobre la mitad del primer tiempo del partido disputado en La Paternal, fue muy llamativa. Tan libre llegó el delantero de River que dio la impresión de que estaba por lo menos dos metros en posición adelantada. Pero las repeticiones de la televisión demostraron que el juez de línea tenía razón, porque en el fondo de la acción, el lateral derecho de Argentinos, Matricardi se había quedado enganchado.

Todos dudaron de que la jugada fuera válida, pero Cavenaghi no y, con precisión, y sin vacilar, mandó la pelota sobre la derecha del arquero hacia el fondo del arco. Los jugadores y el DT de Argentinos reclamaron un rato largo hasta que alguien les avisó que se quedaron tranquilos porque el gol había sido legítimo. Con ese tanto, River puso las cosas en su lugar en lo que hace a los méritos de cada uno hasta ese momento.

El equipo de Marcelo Gallardo se plantó en la cancha con más audacia, apostó a los encuentros de Mayada, Martinez, Cavenaghi y Driussi y puso en aprietos más de una vez a la línea de fondo del cuadro local.

Argentinos, con problemas defensivos y sin mucho peso en el medio, tuvo dificultades para acercarse a Barovero y cuando dispuso de una chance de gol, un tremendo cabezazo de Flores se chocó con las manos seguras del arquero visitante

El estímulo que significaba el empate de Boca contra Chicago y la posibilidad de sumarse al lote de punteros hizo que River desde el arranque empezara a pensar en el arco de Ojeda hasta obtener la ansiada ventaja que le permitía armar el poker de punteros.

Pero en el segundo tiempo el encuentro se hizo mucho más parejo, porque el conjunto de Gorosito se adelantó unos metros en el terreno, mientras River comenzó a convencerse de que pararse bien atrás y especular con un contraataque podría permitirle liquidar la cuestión.

Cuando se jugaban 13 minutos de la segunda mitad, de un saque lateral se inició la jugada que terminó con una espectacular chilena de Rinaldi (había ingresado apenas un par de minutos antes) y la pelota en la red. Mercado, que jugó porque fue expulsado en la Copa y no podrá actuar ante San José el miércoles próximo, estaba marcando de cerca al pibe de Argentinos, pero no pudo hacer nada por evitar el remate. La alegría no duró demasiado porque en una contra Mayada le puso la pelota en el pecho a Boyé, y éste (que había entrado en el complemento) remató de derecha sobre la salida de Ojeda clavando el 2-1.

De ahí hasta el final el partido se hizo más intenso, de ida y vuelta, con muchas jugadas de gol, pero el resultado no se modificó.


Estadio: Argentinos.

Arbitro: Fernando Rapallini.

Goles: 32 m, Cavenaghi (R); 58 m, Rinaldi (A); 65 m, Boyé (R).

Cambios: 50 m, Boyé (6) por G. Martínez (R); 56 m, Rinaldi (6) por Agüero (A); 68 m, Mora por Cavenaghi (R); 75 m, Cabral por Franzoia (A).

Compartir: 

Twitter
 

Cavenaghi festeja su gol, el primero de River en la noche de La Paternal. El delantero definió con calidad ante la salida del arquero.
Imagen: Télam
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.