libero

Lunes, 3 de marzo de 2008

CONTRATAPA › LA CAIDA DE NALBANDIAN, EN CLAVE DE TANGO

Almagro, Almagro de mi vida

El cordobés perdió la final del Abierto de México, en Acapulco, contra el tenista español pero, de todas formas, ascenderá un puesto en el ranking mundial.

El 2008 había arrancado relativamente bien para David Nalbandian, pero Acapulco le puso el freno. Una semana después de conseguir el título en Buenos Aires, el cordobés perdió 6-1, 7-6 en la final del certamen mexicano ante el español Nicolás Almagro, el mismo que dos semanas atrás había ganado la final del Abierto de Brasil, en Costa do Sauipe, superando en la final a su compatriota Carlos Moyá. “Le gané al mejor tenista que hay en el circuito en estos momentos”, admitió el vencedor, calibrando su victoria. A pesar de la derrota, el argentino subió, sin embargo, un escalón en el ranking. El cordobés aparecerá hoy séptimo, y tendrá por delante la chance de seguir subiendo en los próximos dos Masters Series, en Indian Wells y Key Biscayne, donde no tiene muchos puntos por defender.

Todo era alegría en el inicio de una nueva temporada para Nalbandian. Luego de un cierre de 2007 brillante en el que consiguió dos Masters Series consecutivos (Madrid y París), el inicio de 2008 prolongó su gran momento, con una buena participación en el equipo argentino de Copa Davis, el ansiado título en el abierto porteño y el retorno al lote de los diez mejores tenistas del mundo. Pero el camino de David tuvo su primera piedra en Acapulco ante el duro español Almagro.

“Trabajé mucho para poder disfrutar de este momento y ahora lo único que quiero es saborearlo y disfrutarlo”, dijo Almagro, número 28º del mundo, quien sumó su segundo título del año (luego del de Costa do Sauipe) y el cuarto de su carrera. “Le gané al mejor tenista que hay en el circuito en estos momentos. El también merecía el título”, destacó.

La final arrancó con Almagro en un gran nivel sosteniéndose principalmente en sus saques: sumó 11 aces y quebró el servicio de Nalbandian en el tercero y quinto game del primer set, quedándose con el parcial por un contundente 6-1. En el segundo, Nalbandian mejoró y el partido se emparejó. Así llegaron en igualdad hasta el tie break, donde nuevamente el español estuvo mucho más preciso y ganó 7-1.

“La clave estuvo en muchas fases del partido. Creo que mi saque fue una de ellas. Lo hice muy bien, tanto con el primero como con el segundo servicio”, comentó el tenista de Murcia, que la semana anterior debió abandonar en los cuartos de final del Abierto de Buenos Aires cuando perdía su encuentro ante Juan Ignacio Chela. Nalbandian resaltó el gran nivel de su rival y agregó: “Hace tres o cuatro años no venía a este torneo, ahora estoy muy contento de jugarlo. Lamentablemente no lo pude ganar porque enfrenté a un gran rival que jugó mejor”.

A pesar de la derrota, el camino de Nalbandian asoma alentador. Si bien el cordobés no está anotado en los próximos dos torneos (Las Vegas y Dubai), tiene por delante dos Masters Series en los que puede seguir escalando posiciones en el ranking. Primero será Indian Wells, donde en 2007 perdió en octavos de final ante Ivan Ljubicic y después Miami, donde cayó en tercera ronda ante Jarkko Nieminen. Si el cordobés supera estas instancias posiblemente quedará sexto en el ranking, ya que el estadounidense Andy Roddick, quien hoy ocupa ese lugar, defiende semifinales y cuartos de final, respectivamente.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.