libero

Lunes, 8 de junio de 2009

CONTRATAPA › ATLéTICO TUCUMáN VENCIó 4-1 A TALLERES Y EL TORNEO QUE VIENE JUGARá EN PRIMERA

El ascenso más esperado

El decano tucumano, una de las instituciones más representativas del interior del país, se garantizó una plaza en la A por primera vez desde que se reestructuraron los torneos en 1986. Hace menos de un año jugaba en el Torneo Argentino A.

Una larga espera llegó ayer a su fin para Atlético Tucumán, uno de los clubes más antiguos del fútbol argentino, que consiguió el ansiado ascenso a Primera División y militará en esa categoría por primera vez desde que los torneos organizados por la AFA fueron reestructurados en 1986. Con su victoria 4-1 sobre Talleres, en Córdoba, el conjunto de Héctor Rivoira se aseguró una de las dos plazas que entrega el certamen de manera directa.

Permanente animador de los viejos torneos nacionales creados por Valentín Suárez, Atlético Tucumán accedió a la nueva estructura del fútbol profesional en 1987, un año después de la creación de lo que es ahora la Primera B Nacional, pero tuvo que esperar 22 años para dar el gran salto a la categoría mayor.

En medio de esos momentos soportó más frustraciones que alegrías, ya que el ascenso se le escapó de las manos en tres ocasiones (1989, 1996 y 1999) hasta que llegó el momento más duro cuando descendió al Argentino A.

En esa categoría jugó seis temporadas y retornó a la Primera B Nacional el año pasado, con un equipo conducido por el experimentado Jorge Solari que derrotó en la final a Racing de Córdoba en la definición con tiros desde el punto del penal. Ese partido se jugó hace menos de un año, el 15 de junio de 2008, lo que marca el éxito de la gestión.

La base de ese equipo le dio forma al plantel actual que, tras el alejamiento de Solari, quedó en manos de Rivoira, conductor del proyecto que depositó al conjunto tucumano en la elite del fútbol argentino. El entrenador conservó la columna vertebral conformada por el arquero Lucas Ischuk, Andrés Bressán, César Montiglio, Martín Granero, Diego Erroz, Claudio Sarría, Sebastián Longo y Luis Rodríguez, pero le puso su sello con la contratación de jugadores de experiencia que les dieron al grupo una mayor solidez.

Así llegaron José Valdiviezo, Javier Páez, Juan Manuel Azconzábal, Damián Musto, Josemir Lujambio, Nicolás Castro, Matías García, Diego Reynoso, Juan Pablo Pereyra, Leopoldo Gutiérrez, Nicolás Dematei, Esteban Dei Rossi y Facundo Quiroga para darle forma al grupo que encaró el desafío de buscar el ascenso. Además, el entrenador les dio la posibilidad a chicos de las inferiores y uno de los que aprovechó esa chance fue José Saavedra, quien jugó en varios encuentros.

Atlético Tucumán fue fundado el 27 de septiembre de 1902 en una vieja casona ubicada en Rivadavia primera cuadra, en la capital de la provincia, y su primer presidente fue Agenor Albornoz. El primer partido lo jugó el 9 de julio de 1903, en el ya desaparecido gimnasio 24 de Septiembre, y fue victoria por 3-1 sobre un equipo salteño.

En esa ocasión, el anfitrión utilizó una clásica camisa blanca de estilo inglés de la época, a la que le colocaron bastones celestes para emular los colores patrios, ya que ese día se celebraba un nuevo aniversario de la Declaración de la Independencia. Esos colores se transformaron en la indumentaria oficial de Atlético Tucumán, que se convirtió en la primera institución del país en vestir una camiseta celeste y blanca a rayas verticales, modelo que fue adoptado luego por varias instituciones del país y por la Selección Argentina.

Figuras destacadas como Julio Ricardo Villa, campeón del mundo con Argentina en 1978, Rafael Albretch, Dardo Urchevich, Víctor Palomba, Hugo Ginel, Raúl Aredes, Antonio Apud, Alfredo Graciani y Adrián Czonormaz fueron algunos de los futbolistas que dejaron su sello defendiendo esa camiseta en diferentes épocas.

El ascenso a la B Nacional en 1987 y el regreso a esa categoría el año pasado fueron los éxitos deportivos más destacados en los últimos años, aunque el momento de mayor gloria Atlético Tucumán lo vivió en 1960 cuando se consagró campeón del Torneo de la República. Ahora volverá a tener la chance de codearse con los más grandes del fútbol argentino.

Compartir: 

Twitter
 

El festejo de los jugadores tucumanos en el estadio de Talleres. En la Plaza Independencia, los hinchas se juntaron para celebrar el ansiado ascenso.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.