libero

Lunes, 18 de diciembre de 2006

BASQUETBOL › BATALLA CAMPAL EN LA LIGA ESTADOUNIDENSE

NBA: Negros Boxeando Alocadamente

Jugadores de los Knicks y Denver protagonizaron una escandalosa pelea en el Madison Square Garden, donde hubo diez expulsados.

La NBA vivió otra jornada negra. Como ocurrió hace exactamente dos temporadas con el partido entre Indiana y Detroit, otra vez se dio una batalla campal que llenó de vergüenza a los jugadores, hinchas y dirigentes de la Liga estadounidense. Esta vez sucedió en el Madison Square Garden, donde Denver superó 123-100 a New York Knicks y donde diez jugadores resultaron expulsados tras la violenta pelea. Ahora, todo indica que los protagonistas recibirán sanciones ejemplificadoras.

Los hechos violentos comenzaron a 1m15 del final, cuando J. R. Smith se disponía a volcar la pelota en el aro local y Mardy Collins lo impidió con una durísima falta personal. Entonces se inició la terrible pelea. Los jugadores de ambos equipos comenzaron a empujarse, hasta que Nate Robinson mandó a Reid hacia la primera fila de asientos y las fuerzas de seguridad comenzaron a verse incapaces de restablecer el orden.

Luego, Carmelo Anthony lo encaró a Collins y le aplicó un tremendo cabezazo, por lo que varios jugadores de los Knicks comenzaron a perseguirlo para ajustar cuentas. Sólo la aparición de un guarda de seguridad impidió que Jared Je-ffries lo alcanzara para pegarle. Los árbitros ordenaron la inmediata expulsión de todos los titulares de los Nuggets en esos momentos: An-thony, Smith, Marcus Camby, Andre Miller y Eduardo Najera. Los Knicks se quedaron sin Collins, Robinson, David Lee, Jeffries y Channing Frye.

Al término del partido comenzaron todas las valoraciones. “No es el momento de hablar, todo está muy reciente”, declaró Carmelo An-thony, el máximo anotador de la Liga hasta estos momentos y que ahora corre el riesgo de una sanción que puede ser ejemplar, con un mínimo de diez encuentros de suspensión. “Aceptaré la responsabilidad que me corresponda”, indicó el alero. “Me siento mal por la Liga, por los Nuggets y por los Knicks. Demostramos muy poco respeto por el básquetbol, por este juego, y en el mejor lugar del mundo para disfrutar de este deporte”, manifestó George Karl, el entrenador visitante.

Los Knicks echaron la culpa a Karl por entender que hubo una falta de respeto al mantener a todos sus mejores jugadores en la cancha a pesar de la gran ventaja acumulada. “Nos habíamos rendido y los Nuggets no deberían haber mantenido a ese equipo hasta el final. Nos sentimos humillados”, declaró Isaiah Thomas, el entrenador de los Knicks.

Se prevén sanciones durísimas por parte de una organización muy sensible contra todos aquellos actos que dañen la imagen de la Liga. Y lo ocurrido en el Garden fue uno de los sucesos más bochornosos de los últimos años, similar al que protagonizaron los jugadores de Indiana Ron Artest, Jermaine O’Neal y Stephen Jackson en aquel partido en el Auburn Hills en que se pelearon con los plateístas de Detroit.

Compartir: 

Twitter
 

Collins y J. R. Smith inician la pelea que terminó en el escándalo.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.