libero

Lunes, 18 de septiembre de 2006

AUTOMOVILISMO Y MOTORES › VENCEDOR EN EL AUTODROMO DE BUENOS AIRES

El TC fue de Moriatis

El piloto de Lanús se impuso sobre Norberto Fontana, líder del torneo, que peleó con aspereza contra Diego Aventín.

Aprovechó muy bien Emanuel Moriatis la pelea entre Norberto Fontana y Diego Aventín, que estaban disputando el segundo lugar de la carrera en el Autódromo de Buenos Aires, pero parecía que tenían toda la intención de dirimir, a la chapa, el título 2006 de Turismo Carretera, y se dedicó a manejar con precisión su Ford hasta cruzar la meta casi sin contratiempos, en una carrera sin grandes atractivos en la punta, pero con el marco sensacional que siempre disfruta el TC en su cita porteña.

Una vez iniciada la competencia, Moriatis se le adelantó muy bien a Fontana y a partir de ese momento dominó a voluntad: primero estiró rápidamente la ventaja sobre sus perseguidores y luego se dedicó a regular y a cuidar un auto que se mostró formidable todo el fin de semana. “La carrera se ganó desde el taller porque me dieron un auto bárbaro. Era un caño. Supieron recuperar un auto que en algún momento me puso algunas dudas.”

La lucha se planteó desde el segundo lugar para atrás entre Fontana (Dodge) y Aventín (Ford). Fueron muchas las vueltas en las que Aventín aparejaba la línea del piloto de Arrecifes, pero no le alcanzaba. La lucha se hizo áspera: los dos líderes del campeonato peleaban por algo más que una posición en la pista, hasta que en el giro 11 el piloto de Morón se pasó un poquito en una frenada, tocando la parte de atrás del auto de Fontana. Como consecuencia su auto quedó maltrecho en su parte delantera y a la vuelta siguiente siguió de largo en una curva para terminar en el fondo de una zanja.

Ya sin la presión, Fontana se tranquilizó, hizo cuentas, se percató de que era un gran negocio para él terminar segundo con Aventín fuera de carrera y cejó en su esfuerzo de buscar la punta: Moriatis ya le llevaba una diferencia superior a los cuatro segundos y el arrecifeño entendió que no valía la pena esforzar su máquina.

“Fueron muchas maniobras difíciles con Diego –explicó Fontana–. Siempre cuidé la cuerda, salía como podía porque tenía que frenar y bloquear en todos lados para que él no me pasara en las frenadas. Hubo un pequeño roce, pero siempre sin intención. Creo que perdió un poco la cabeza y me pegó atrás muy feo, ahí fue cuando rompió la goma y se complicó. Cuando vi que se quedaba, corrí pensando en el campeonato, me mantuve tranquilo.”

Luego, el que debió desertar fue Acuña con problemas de motor, y un poco más adelante fue Verna el que lo siguió con lo que el tercer peldaño del podio le quedó al Pato Di Palma, aunque el campeón Silva intentó arrebatarle ese lugar en las últimas vueltas.

“Lo soñé así. Haber hecho la pole, ganar la serie y la final. Me vino muy bien la lucha entre Fontana y Aventín porque pude sacar diferencias rápidamente y después pude regular. Estaba esperando un triunfo así, por todo lo que significa ganar en el Gálvez y su marco de gente, es una sensación sin igual”, afirmó el ganador, que rompió una racha de más de un año sin triunfos.


Promedio del ganador: 188,241 km/h.

Record de vuelta: Moriatis, en la 4ª, 1m44s900, a 193,933 km/h.

Ganadores de series: Moriatis; P. Di Palma; Fontana.

Campeonato: Fontana, 158 puntos, Aventín, 137,50; P. Di Palma, 135; Ponce de León, 128,50; Martínez, 121.

Próxima competencia: 8 de octubre en 9 de Julio.

Compartir: 

Twitter
 

Moriatis y Fontana, cuando corrían cerca.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.