libero

Lunes, 26 de marzo de 2012

AUTOMOVILISMO Y MOTORES › SERGIO “CHECO” PéREZ, LA NUEVA ESTRELLA DE LA FóRMULA 1

Este manito tiene el pie pesado

A bordo de un Sauber estuvo a punto de doblegar al dos veces campeón mundial Fernando Alonso y su Ferrari, en condiciones de pista muy difíciles. Un error al final, que dejó lugar a la suspicacia, lo impidió.

El mexicano Sergio “Checo” Pérez (Sauber) hizo historia este domingo para la Fórmula 1 de su país al ser segundo en el Grand Prix de Malasia, que ganó el español Fernando Alonso (Ferrari) en el circuito de Sepang. El podio de Pérez supone un hito histórico para el automovilismo en México, que no lograba subir a un podio de Fórmula 1 desde el 20 de junio de 1971, cuando lo hizo en Holanda, también con un segundo puesto, Pedro Rodríguez, el hombre que logró siete podios en su carrera entre 1963 y 1971. Rodríguez murió tres semanas después de aquel segundo puesto en un accidente en Nuremberg (Alemania). Antes de la llegada de Pérez a la Fórmula 1 en 2011, México llevaba desde 1981, con Héctor Rebaque, sin tener sin ningún piloto en esta especialidad.

El joven piloto de 22 años, que este año disputa su segunda temporada en Fórmula 1, hizo una carrera casi perfecta y rozó el primer lugar. Cuando estaba a sólo medio segundo de Alonso, a seis vueltas del final, cometió un pequeño error y se quedó sin cumplir el sueño de ganar el primer Grand Prix de su carrera.

“Llegó un momento en el que salí demasiado separado de la primera curva y pasé por la zona que estaba mojada. Tuve la suerte de poder volver a la pista, pero ahí perdí la batalla”, relató Pérez, que un instante antes recibió una llamativa comunicación desde su box, indicándole que el equipo necesitaba el resultado, lo que pareció una indicación indirecta para conservar la posición. El segundo puesto es el mejor resultado conseguido por la escuadra suiza desde su debut en 1993, aunque mientras fue propiedad de BMW ganó el GP de Canadá de 2009.

Desde hace 15 años, Sauber utiliza los motores de Ferrari. Pérez –que el año pasado probó una Ferrari de F-1 y a quien se da como seguro en 2013 en escuadra italiana– dedicó su actuación a su mecenas, el multimillonario mexicano Carlos Slim.

“Es una gran sorpresa ganar aquí porque no éramos competitivos, ni en Australia ni aquí –admitió Alonso, a quien ayudó el diluvio que obligó a parar la competencia–. Fue una carrera caótica y un resultado increíble. Cada victoria tiene un saber distinto”, señaló.

“De todas formas, esta victoria no cambia nada porque estamos en una situación que no es la que deseamos. Estamos para luchar por entrar en la última clasificación y luego pelear por los puntos. Debemos recuperar unas cuantas décimas para ser competitivos y poder luchar también por la victoria en un día seco y soleado, no sólo en estas condiciones”, pidió.

Compartir: 

Twitter
 

Pérez celebra el segundo lugar detrás de Alonso, en Malasia.
Imagen: AFP
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.