libero

Lunes, 12 de mayo de 2014

AUTOMOVILISMO Y MOTORES › TERMINó UNA PáLIDA 34ª EDICIóN DE LA PRUEBA ARGENTINA

El Rally precisa vitaminas para acelerar

Los caminos de Córdoba dejaron de ser una fiesta para los fanáticos, que no coparon las sierras como era costumbre. La victoria de Volkswagen no admite discusión, pero la suerte del Mundial y de la prueba argentina la necesitan.

 Por Pablo Vignone

Desde Villa Carlos Paz

La era de Sebastian Loeb en el Rally de la Argentina acabó definitivamente. Pero la suerte de la prueba que organiza el Automóvil Club Argentino para el Mundial de la especialidad está por definirse. Aquellos días gloriosos con un millón de espectadores en el camino son, de manera inexorable, un recuerdo, imborrable pero infértil. El Rally ya no mueve la pasión como diez o veinte años atrás, y es necesario tomar medidas.

“La culpa es de la Federación Internacional (FIA), cuyos reglamentos producen autos muy caros que sólo están al alcance de pocos, y por eso cada año hay cada vez menos marcas y pilotos”, radiografía la situación Carlos García Remohí, el titular de la CDA del ACA y miembro de la Comisión de Rally de la FIA. Con coches muy especializados que cuestan 400 mil euros para arriba, es difícil engrosar las grillas o conseguir que los pilotos argentinos puedan subirse y aportarle interés a la prueba.

El ACA acepta que pudo haber medio millón de fanáticos durante los tres días, para el Ministerio de Turismo de la Nación hubo al menos 800 mil, pero la recorrida de los tramos y el cuadro general de indiferencia en esta ciudad, sede de la competencia, sintetizada en la pálida concurrencia vista en el parque de asistencia, permiten inferir a Líbero que la convocatoria fue mucho menor.

Además de los esencialmente técnicos, los motivos del desinterés confluyen. “Muchos venían a ver a Loeb, que ya no está –aporta José María Volta, ex navegante y actual dirigente del Rally nacional–. Veinte años atrás, las batallas entre Gabriel Raies y Jorge Bescham volvían loca a la gente; hoy los argentinos no pueden pelear arriba. Hace unos años, cuando navegué junto a Luis Pérez Companc a bordo de un Peugeot 206, nos esperaban decenas de autitos del mismo modelo para seguirnos en los tramos de enlace.” En aquellos años de gloria, el Rally dominaba la temporada de invierno; esta fecha de mayo, con lluvias más frecuentes, no parece serle muy beneficiosa.

Si el Rally argentino no hubiera engrosado la lista de participantes, por el Mundial habrían corrido sólo 28 coches. Muy pocos para sostener el entusiasmo. Hace años que la FIA equivoca el camino con el Mundial de Rally, pero por este camino la prueba cordobesa se muere. Y los rumores sobre una posible salida de la provincia parecen ser más serios.

En lo deportivo, inobjetable victoria del finés Jari-Matti Latvala, que prolonga el invicto de Volkswagen en 2014. Derrotó al campeón del mundo Sebastian Ogier sin ningún atenuante y puede pelearle el título. El polaco ex F-1 Robert Kubica terminó sin chocar por primera vez en la temporada y con el sexto lugar fue el mejor piloto de Ford. Desdibujado Citroën, sin Loeb y con el esfuerzo volcado al WTCC. Deslucido panorama para una prueba deportiva que fue brillante y que precisa urgente una revitalización.

La carrera

Rally. 5ª fecha,

Argentina. 14 PP.EE.,

405 km.


Pos. Piloto Auto Tiempos
1º Latvala VW Polo 4h41m24s8
2º Ogier VW Polo a 1m26s9
3º Meeke Citroën DS3 a 5m54s7
4º Mikkelsen VW Polo a 6m18s3
5º Neuville Hyundai E20 a 8m25s8
6º Kubica Ford Fiesta a 10m08s


Promedio del ganador: 86,349 km/h.

1º WRC2: Al-Attiyah (Ford Fiesta)

1º Grupo N: Alonso (Mitsubishi)

Campeonato: Ogier, 112 puntos; Latvala, 88; Mikkelsen, 49; Hirvonen 40,

Meeke 32.

Próxima fecha: 5 de julio en Cerdeña (Italia).

Compartir: 

Twitter
 

n Jari-Matti Latvala va rumbo al triunfo por los caminos de Traslasierra. Victoria impecable.
Imagen: EFE
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.