libero

Lunes, 14 de enero de 2008

TENIS › EL CORDOBES DEBUTA ESTA NOCHE EN EL ABIERTO DE AUSTRALIA, PRIMER GRAN CERTAMEN DE 2008

Nalbandian, a la caza de un Grand Slam

Confirmó que la lesión en la espalda es historia y que arranca la temporada en la que prometió luchar por un lugar entre los tres primeros del ranking mundial, además de conquistar alguno de los grandes certámenes. Anoche debutaban cinco argentinos.

 Por SebastiAn Fest
desde Melbourne

Casi nada es nuevo para David Nalbandian en Melbourne. El cordobés conoce de memoria un torneo en el que estuvo a un paso de lograr algo muy grande, un torneo que dos años después le da una nueva oportunidad de confirmarse como tenista de elite.

Ayer sorteó el primer obstáculo: confirmó que jugará. Aunque dijera que nunca estuvo en duda, lo cierto es que durante casi una semana los australianos no sabían si iban a contar con el número diez del mundo, que no se había dejado ver hasta ahora en Melbourne Park, ya que se entrenó en su hotel, que cuenta con una cancha de tenis. Tras renunciar esta semana a la disputa del torneo de exhibición “Kooyong Classic”, la presencia de Nalbandian en el primer Grand Slam del año no era segura. Hasta ayer.

“Sí, sí, claro que juego. Nunca estuvo en duda que yo fuera a jugar. Llego bien al debut, pero tengo que ver cómo estoy si el partido es largo”, dijo el número uno argentino tras entrenarse durante una hora en la cancha 16 con el chileno Paul Capdeville.

El segundo obstáculo llegará esta noche, cuando se mida con el australiano Robert Smeets, un semianónimo tenista de 22 años nacido en Holanda, dueño de un discreto 149º del ranking mundial. Mientras se espera su debut, algunas señales indican que el argentino es visto como candidato a conquistar el torneo. Son las señales de las apuestas, una palabra maldita desde hace meses en el tenis, aunque claramente una actividad que marca tendencia.

“Nalbandian fue objeto de fuertes apuestas”, aseguró ayer el diario australiano Herald Sun. La casa de apuestas australiana TAB sitúa al cordobés sexto en la lista de favoritos, por detrás del suizo Roger Federer, el serbio Novak Djokovic, el español Rafael Nadal, el estadounidense Andy Roddick y el británico Andy Murray. Federer paga 1,67 dólar por cada uno apostado, a gran distancia de los ocho de Djokovic, los 11 de Nadal o los 17 de Nalbandian.

Al ganar en el final de la temporada 2007 de los Masters Series de Madrid y Paris-Bercy, Nalbandian no sólo vapuleó a Federer, Nadal y Djokovic sino que firmó un compromiso implícito para 2008: no tropezar dos veces con la misma piedra. Hace dos años, el argentino llegaba de un éxito notable, su título en el Masters de Shanghai derrotando a Federer en la final. Por eso nadie se extrañó cuando escaló hasta las semifinales en Australia, y la mayoría daba por hecho que Nalbandian derrotaría al chipriota Marcos Baghdatis para jugar la final ante Federer.

Pero Nalbandian perdió cuando tenía el partido controlado, algo que volvió a sucederle en más de una ocasión a lo largo de aquel 2006 que debía impulsarlo hacia la cima y terminó dejándolo en un mar de dudas.

“Creo que en ese y otros partidos Nalbandian perdió un poco la oportunidad de luchar por el número uno”, comentó en marzo de 2007 Federer a este cronista. Siete meses después, tras fulminar al suizo en la final de Madrid, Nalbandian se tomó “revancha”: “A ver qué dice ahora”.

Suceda lo que suceda, diga lo que diga Federer, Nalbandian llegó a Australia con la intención de hacer algo muy grande. En su entorno hay una fuerte confianza en llegar a la definición del torneo. Martín Jaite, entrenador de Nalbandian desde julio, no pensaba acompañar a su jugador en el primer Grand Slam del año, pero ayer llegó a Melbourne, porque el desafío no es cualquier desafío. Es cumplir el objetivo de ganar un Grand Slam.


Cinco en la primera ronda

Cinco eran los argentinos que tenían previstos sus compromisos anoche y diez son los que debutarían entre la noche y la madrugada en el Abierto de Australia. Al cierre de esta edición, Martín Vassallo Argüello ya había arrancado su partido ante el estadounidense Jesse Levine, en tanto que Juan Ignacio Chela tenía que jugar con el español Guillermo García López, José Acasuso se medía con el francés Nicolas Mahut, Agustín Calleri se enfrentaba con el peruano Luis Horna y Juan Pablo Brzezicki debía jugar con el estadounidense Sam Warburg. Para la jornada de esta noche están previstos otros nueve debuts: Diego Hartfield se cruzará con el suizo Roger Federer, David Nalbandian jugará con el local Robert Smeets, Mariano Zabaleta se medirá con el también australiano Peter Luczak, Sergio Roitman se enfrentará con el alemán Denis Gremelmayr, Juan Martín del Potro debutará ante el español Santiago Ventura y, en el único duelo entre argentinos, Juan Mónaco se medirá con Carlos Berlocq. Entre las mujeres, María Emilia Salerni jugará con la ucraniana Mariya Koryttseva, Gisela Dulko se enfrentará con la dinamarquesa Caroline Wozniacki y Clarisa Fernández se medirá con la francesa Alize Cornet.

Compartir: 

Twitter
 

Nalbandian se entrena sin problemas en Melbourne: esta noche debuta con el local Robert Smeets.
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.