libero

Lunes, 30 de julio de 2007

MONACO

El tenis champagne se bebe del Pico

Ningún tenista argentino ganó tantos títulos en 2007 como el tandilense, que con esta conquista en un torneo abierto para argentinos trepa al puesto 24º del ranking y ya supera a David Nalbandian.

El tandilense Juan Mónaco sumó ayer su tercer título en la temporada al ganar el abierto de tenis de Kitzbuhel, Austria, luego de superar en la final 5-7, 6-3, 6-4 al italiano Potito Starace. Este torneo se juega sobre polvo de ladrill, y ya fue ganado por otros argentinos, como el cordobés Agustín Calleri el año pasado. Precisamente, Calleri había perdido en semifinales ante Starace. Mónaco, en su mejor temporada desde que transita en el circuito profesional de ATP, sumó su tercer título a los que ya obtuvo en Buenos Aires y Pörtschach: ningún tenista argentino ganó en esta temporada tantos campeonatos como el tandilense.

En este momento, Mónaco ocupa el puesto 32º del ranking mundial, pero con su victoria en tierra austríaca mejorará su posición hasta el 24º lugar, y quedará como tercer argentino en el escalafón, detrás de Guillermo Cañas y Juan Ignacio Chela, y superando al cordobés David Nalbandian.

El ganador atraviesa un gran momento, el cual ratificó esta semana con una resonante victoria en cuartos de final ante el español Tommy Robredo, número siete del mundo, y luego con una complicada pero merecida victoria frente al también español Fernando Verdasco.

En el partido de ayer, a pesar de que tuvo un comienzo desfavorable y perdió el primer parcial, Mónaco supo cómo reponerse y hacerle frente a esa adversidad. En el segundo y tercer set se impuso con total autoridad, con parciales de 6-3 y 6-4, demostrando que la confianza juega un papel fundamental en este momento de su carrera. Con su victoria, Mónaco también desniveló en sus enfrentamientos con Starace, a quien le ganó dos veces y perdió en una. El encuentro se jugó con una temperatura de 38 grados, y en el estadio estaba el peruano Luis Horna, compañero de entrenamiento del argentino.

Con este resultado, Mónaco mantiene un record de 28-8 en polvo de ladrillo, y es el segundo jugador con más victorias en esa superficie, detrás de su amigo Rafael Nadal (31-1), número dos del mundo. Este fue el quinto título del año para Argentina, debido a que a los anteriores de Mónaco se suman el de Guillermo Cañas en Costa do Sauípe (Brasil), y el de Juan Ignacio Chela en Acapulco (México).

Además es el sexto título que gana un argentino en el certamen austríaco. Antes lo hicieron Guillermo Vilas (1977, ’80, ’82 y ’83), Horacio de la Peña (1990), Guillermo Coria (2003), Gastón Gaudio (2005) y Calleri (el año pasado). A su vez, el italiano buscaba su primer título en su segunda final (la otra fue en Valencia), y no pudo transformarse en el sexto campeón debutante en la temporada.

Por su parte, el argentino Juan Martín del Potro ganó ayer junto al estadounidense Travis Parrot su primer torneo en el circuito en dobles al adjudicarse el Abierto de Indianápolis. Del Potro y Parrot vencieron 3-6, 6-2, 10-6 en la final del certamen al ruso Teimuraz Gabashvili y al croata Ivo Karlovic. El tandilense también participó en este torneo en singles, pero perdió en segunda ronda ante el canadiense Frank Dancevic.

El campeón en single fue el ruso Dimitri Tursunov, que precisamente venció a Dancevic 6-4, 7-5. Este certamen repartió 525 mil dólares y premios para el ranking. El ruso, que vive en California, se aferró a su experiencia para ganarle a Dancevic, quien gracias a su actuación en la semana dejó el puesto 109º del escalafón mundial para meterse entre los 100 primeros del mundo. “Estoy muy agradecido por ganar”, dijo después del partido Tursunov, número 27º en el escalafón mundial. “No había jugado tan bien en la semana como ahora, pero estoy tomando mi nivel con cada partido”, agregó.

Por otro lado, el español Carlos Moyá, sexto cabeza de serie, obtuvo ayer el torneo de Umag, en Croacia, al imponerse en la final 6-4, 6-2 al rumano Andrei Pavel. El torneo sobre superficie de arcilla reparte 490 mil dólares en premios. “Estoy nervioso siempre que juego una final. Llegué a Umag sin saber qué pasaría ante tantos buenos jugadores y tuve una muy buena semana”, señaló el mallorquín luego del partido.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.