libero

Lunes, 14 de abril de 2003

GANABA 2-0, MARRO UN PENAL Y TERMINO GOLEADO

Globo en caída libre

Huracán perdió un partido increíble, pues tras un comienzo alentador de 2-0 en media hora de juego, desperdició un penal y Talleres le hizo tres goles en cinco minutos, todo antes de terminar el primer tiempo.

En un partido en cierta medida insólito por su trámite, el duelo entre necesitados terminó con el triunfo del visitante Talleres de Córdoba sobre Huracán. Fue 4-2, primer triunfo para Luis Cubilla al frente de los cordobeses, y durísimo golpe para los de Célico, ya casi de despedida: ganaban 2-0 en media hora de juego y Gigena desperdició un penal. Talleres lo dio vuelta en los últimos cinco del primer tiempo y lo remató en el complemento.
Había comenzado bien el Globo. Daniel Garipe sorprendió a Luis Islas con un tiro libre bajo, a la izquierda, y Gigena aumentó al cabecear junto al palo derecho un centro desde la izquierda de Emanuel Villa. Pero a los 33 llegó el instante fatídico para Huracán: luego de una falta dentro del área entre Javier Lux y Sebastián Carrizo a Santiago Hirsig, Gigena remató demasiado suave a las manos de Islas. Fue el comienzo imprevisible del fin para un equipo sujeto espiritualmente con alfileres.
Porque ahí fue que Talleres se animó e increíblemente lo dio vuelta: primero Devallis cruzó un derechazo al segundo palo, enseguida Javier Gandolfi conectó de cabeza un corner desde la derecha de Lucas Rimoldi y nuevamente Devallis definió al poste derecho de Martín Ríos, esta vez luego de un pelotazo de Lux. Todo en menos de cinco minutos: una ola letal que ahogó la resistencia del Globo.
Ya en el segundo, con un Huracán regalado en defensa –golpeado por los insultos de sus hinchas, que pidieron además a los gritos la renuncia de toda la Comisión Directiva–, el “Yerbatero” González, la figura del partido, recibió de Lucas Rimoldi desde el sector derecho y, luego de eludir a dos rivales, definió de zurda al poste derecho de Ríos.
El momento del Globo es tan malo que Talleres le marcó por segunda vez –en el Apertura 2002, cuando le ganó 5-0– tres goles en un tiempo. Así le va.

Compartir: 

Twitter
 

Gigena se agarra la cabeza y el resto se quiere morir. ¿Huracan no tiene arreglo?
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.