libero

Lunes, 30 de diciembre de 2013

MARCOS MAIDANA BOXEO

Dos peleas para el asombro

El santafesino necesitó menos de una hora de sus puños para alcanzar la consagración.

 Por Daniel Guiñazú

A diferencia de Lionel Messi y de Juan Martín Del Potro, a quienes la pelota y la raqueta los llevó de aquí para allá a lo largo y a lo ancho del mundo, Marcos René Maidana no tuvo que trabajar tanto para terminar siendo uno de los deportistas más notables del año que se va. Apenas dos peleas, que le insumieron 52 minutos y 18 segundos de acción real, le bastaron al poderoso boxeador santafesino para convertirse en una de las figuras de 2013 con mayor proyección para 2014.

El 8 de junio, en Carson, California, Maidana batió por nocaut técnico en seis asaltos al estadounidense de origen hispano Josesito López. Y el 14 de diciembre en San Antonio, Texas, derrotó por puntos en fallo unánime al arrogante estadounidense Adrien Broner, a quien le birló el título de los welters de la Asociación Mundial de Boxeo. En ambos casos, el Chino les dio sendas palizas a sus rivales. Y en el de Broner, lo hizo sin ser el favorito. Es preciso repetirlo: sólo su círculo íntimo creía en sus chances. Para el resto de la cátedra, Maidana no podía ganarle a Broner. Quizá por eso su victoria emocionó tanto y sorprendió a tantos.

Pero además de sus grandes victorias en el más alto nivel del boxeo mundial, 2013 ha sido para Maidana un año de crecimiento incesante, personal y pugilístico. Bien asesorado por su manager Sebastián Contursi, a la hora de los entrenamientos dejó de lado la melancolía e hizo base en Oxnard, California, donde encontró en Robert García, el técnico indicado para mejorarlo sin alterarle su esencia de peleador. García le dijo a Maidana pocas palabras. Las necesarias para que empiece a lanzar su izquierda en jab, para que distribuya mejor el castigo al cuerpo y para que entienda que el nocaut (31 de las 35 victorias de Maidana han llegado por esa vía) vale lo mismo en los primeros rounds que en los últimos. Y que no tiene sentido desbocarse en su búsqueda.

El 2014 luce inmejorable para el santafesino. Niño mimado de las grandes cadenas televisivas estadounidenses por su estilo lanzado y espectacular, tiene delante de sí un amplio menú de posibilidades para seguir incrementando su fama, gloria y fortuna. No se descarta la revancha con Broner, un superclásico argentino con Lucas Matthysse y hasta una topada con Danny García. Pero Maidana pretende lo máximo: quiere estar frente a frente con Floyd Mayweather, el mejor de todos en la actualidad. Armar esta pelea será difícil pero no imposible. Después del 2013 consagratorio que tuvo, los sueños de Maidana no reconocen fronteras.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: DyN
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.