libero

Lunes, 30 de diciembre de 2013

MARCELO BOSCH RUGBY

Un Puma que no decepcionó

Le marcó un try a Sudáfrica, otro a Australia y un penal a Nueva Zelanda en el Championship.

 Por Adrián De Benedictis

El seleccionado argentino de rugby ha tenido un año para el olvido, sobre todo por el rendimiento malo que mostró el plantel en el Rugby Championship, donde continúa sin ganar luego de dos temporadas de competencia. Sin embargo, hay un jugador que ha logrado evolucionar y exhibir su crecimiento: Marcelo Bosch. El apertura, que también puede desempeñarse como centro, logró a partir de ese rendimiento no sólo erigirse como el mejor Puma de 2013, sino también alcanzar uno de sus máximos sueños, desempeñarse en el campeonato inglés. Después de jugar en el Biarritz de Francia, el hombre surgido en Belgrano Athletic Club se sumó esta temporada al Saracens de Inglaterra.

Bosch cumplirá 30 años el 7 de enero próximo y ya se perfila como uno de los protagonistas principales en el equipo que ahora conduce Daniel Hourcade, después de la partida de Santiago Phelan. Durante el último Championship, Bosch le convirtió un try a Sudáfrica, otro a Australia, y un penal a Nueva Zelanda. El jugador nacido en Buenos Aires suma 25 test matches con el conjunto nacional, participó del Mundial de Nueva Zelanda 2011, y ahora irá en busca de la consolidación en la Copa del Mundo de 2015, que se desarrollará en Inglaterra, aunque algunos encuentros tendrán lugar en Gales.

El debut de Bosch en Los Pumas fue en 2007, durante una gira de Italia por el país. Anteriormente, tuvo un nivel destacado en el Mundial Juvenil 2005, en Mendoza. Esa aparición, donde exhibió sus buenas habilidades con el pie y su excelente juego de manos, le abrió la posibilidad de ser tenido en cuenta para los seleccionados mayores y también el desembarco en la liga francesa.

A este hincha de Boca también le gusta jugar al golf junto a su padre, quien le enseñó de chico algunos de los secretos de esa actividad. Entre sus hobbies favoritos se encuentra el cine, principalmente las películas de acción y aventura.

Pero el rugby marca un lugar determinante en la vida de Bosch, que admiró siempre a Lisandro Arbizu, uno de los que se metió en la historia Puma. “Fue un año largo y difícil. Creo que de mucha irregularidad. Se hicieron buenos partidos que estuvieron cerca de ganarse y otros muy malos. Quizá me queda un sabor más amargo porque en los últimos tres partidos que me tocó jugar perdimos de manera muy abultada (Australia, Inglaterra y Gales)”, le dijo Bosch hace unos días a Scrum.com, respecto de lo que le tocó transitar con la Selección Argentina. A pesar de ello, las perspectivas para lo que vendrá inclinan la balanza para el lado positivo.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: AFP
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.