libero

Lunes, 6 de marzo de 2006

FúTBOL › LO QUE VA DEL PATO ABBONDANZIERI A LA HINCHADA DE RACING

El agrande del arco y la tribuna

 Por J. J. P.

“Borombombón... borombombón... te queda grande la Selección.” Los hinchas de Racing recibieron con ese cantito cruel e hiriente a Roberto Abbondanzieri cuando fue a ocupar su lugar detrás del arco donde estaban ellos. La ingeniosa reacción en la tribuna de enfrente fue casi instantánea: “Ayayayayayay... ayayayayayay... te queda grande la popular”.

En algún punto tenían razón los hinchas de Boca, porque ellos habían cubierto íntegramente una cabecera mientras los hinchas de la Acadé ocuparon en un 70 por ciento, como mucho, la de enfrente. Pero si se gira la cabeza para mirar simultáneamente la tabla de posiciones y la tribuna habrá que convenir que había muchos más hinchas de los que hubiera llevado cualquier equipo en una situación similar, jugando como local a 50 kilómetros de su estadio.

El cuadro de Avellaneda tiene 1 punto en 8 partidos: empató en la segunda fecha con Colón y perdió los 7 partidos restantes. Banfield, Arsenal, Vélez, Estudiantes, Independiente, Olimpo y ahora Boca fueron sus verdugos. Racing tiene 3 goles a favor (uno de ellos de un penal que no fue) y 18 goles en contra. Está cola, comodísimo porque el anteúltimo tiene 5 puntos. La pregunta cae naturalmente: ¿le queda grande la categoría? Los números parecen decir que sí, pero la realidad es que en el plantel de Racing hay jugadores que individualmente podrían responder en cualquier equipo de mitad de tabla, por lo menos. El problema es el bajón anímico, el temor con el que salen a la cancha esos muchachos, la inseguridad en el manejo de la pelota, la urgencia que agranda a los rivales.

¿Puede decirse entonces que a Diego Simeone le queda grande la dirección técnica? Tampoco. El Cholo hizo ante Boca el planteo que aconsejaba la lógica: un solo delantero y muchos volantes con la idea de tratar de disputar la pelota en el medio y asegurar un puntito por lo menos. Y en el primer tiempo no le salió tan mal porque el cero a cero era lógico. Pero bastó que Insúa acertara una en la llegada al área para que a los de celeste y blanco se les cayera toda la estantería. Boca ganó merecidamente, pero sin jugar bien. ¿Acaso le queda grande el rótulo de candidato? No. Al menos no le queda más grande que a River, Newell’s, Colón y todo el pelotón que pelea en los puestos de vanguardia. Eso sí, cuando vuelva Palacio seguro que le va a quedar un poco mejor.

Compartir: 

Twitter
 

El festejo de Martín Palermo, autor del primer tanto.
SUBNOTAS
  • Las claves
  • El agrande del arco y la tribuna
    Por J. J. P.
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.