libero

Lunes, 18 de diciembre de 2006

FUTBOL

AAA vs. Sadra vs. AFA

 Por Gustavo Veiga

La Asociación Argentina de Arbitros (AAA), uno de los dos sindicatos en que están divididos los referís, mantiene con la AFA una relación que, por ahora, es tan mala como irreversible. Sus principales directivos, encabezados por Jorge Ferro, no olvidan cuando, hace un tiempo, Julio Grondona los recibió en su despacho y los amenazó con hundirles el gremio. El hombre fuerte del fútbol argentino ha hecho honor a esa promesa en cuanta oportunidad se le presentó. Desde que alentó la creación del Sadra a fines de los años ’80, la otra entidad que conduce Guillermo Marconi, hasta los intentos por vaciar de afiliados a la Asociación, con presiones económicas de diferente tipo. “La realización más grande de mi vida fue haber creado un sindicato nuevo”, le dijo una vez Grondona al periodista Ramiro Sánchez Ordóñez en el desaparecido programa El sello, por TyC Sports. La jueza laboral Inés Gassibe, en un fallo del 30 de septiembre de 2005, entendió que esa declaración violaba “absolutamente los principios del artículo 14 bis y corresponde esta conducta con la práctica desleal, sancionada por la ley 23.551”. A fines de noviembre pasado, Marconi sacó partido de este conflicto y cuestionó a la AAA por incongruente, ya que según él “le pegan a Grondona porque perdieron un juicio contra la AFA en segunda instancia por 60 mil dólares”. La interna que divide a los árbitros desde que el Sadra resultó funcional a la política de la patronal, es una de las razones que influye sobremanera en el bajísimo nivel arbitral. Mientras que para un gremio –en apariencia– todo está bien, para el otro la situación de la actividad es crítica. Una anécdota muy difundida sobre Romo cuenta que en los cajones de su escritorio tiene guardados dos tipos de informe bien diferentes sobre determinados árbitros. Uno negativo y otro positivo. Y, de acuerdo con quién se trate, los utiliza para justificar la promoción o el castigo al referí que sea citado a su despacho. Que no exista un ranking de méritos ni se den a conocer los informes de los veedores son otras dos irregularidades que denuncia el sindicato más combativo.

Compartir: 

Twitter
 

Horacio Elizondo, el árbitro argentino en Alemania 2006.
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared