libero

Lunes, 23 de julio de 2007

FúTBOL › LO QUE PIENSA LA GENTE COMUN SOBRE EL FUTBOL

“Los operativos debilitan la seguridad que debe brindársele a la población”

Es la opinión de Enrique Muntaabski, el presidente de uno de los diez foros de seguridad de Lomas de Zamora, en el conurbano bonaerense. Una pauta de cómo la violencia del fútbol perjudica incluso a los que no se apasionan por el deporte.

 Por Gustavo Veiga

Enrique Muntaabski preside uno de los diez Foros de Seguridad que se encuentran en Lomas de Zamora y que cada quince días se reúne en la sede del club Juventud Unida de Llavallol. Tiene 60 años, trabaja como empleado en la Municipalidad de aquel distrito y se recibió como periodista en el Círculo de la Prensa. Sus conceptos reflejan el pensamiento que tienen los vecinos e instituciones no gubernamentales –organizados en esos espacios públicos que controlan a la Policía Bonaerense– sobre la violencia en el fútbol. Un problema que afecta al hincha común que paga su entrada para ver un partido y compone la inmensa mayoría, pero que también desparrama zozobra en cada barrio durante los fines de semana, con sus secuelas de destrucción y muerte.

–¿De qué manera evalúan los Foros de Seguridad lo que ocurre en el fútbol?

–Los operativos son responsabilidad del comisario al que le corresponde la cancha donde se disputa un partido. Tienen un diagrama preestablecido, pero cuando hay dificultades es el capitán de la zona el que falla. La asignación de efectivos para la custodia del fútbol genera un gran resentimiento del sistema de seguridad que debe brindársele a la población.

–¿Cuál es la problemática concreta de Lomas de Zamora?

–En estos momentos hay 680 efectivos para todo el distrito, a los cuales hay que restarles 150 hombres que están entre francos, carpetas médicas y licencias. Con lo que la dotación final se reduce a 530 policías. Si a un partido de alto riesgo, que en nuestro caso concreto sería un clásico entre Los Andes y Temperley, se les asignan entre 500 y 600 hombres, ya con eso vemos el perjuicio que se le ocasiona al sistema de seguridad de todo Lomas de Zamora.

–En el Coprosede se sostiene que para los partidos llegan efectivos de otros lugares, que no se manda a todos los de un distrito a dar servicio en el fútbol.

–De los 500 o 600 hombres, hay que calcular que la mitad viene de los distintos cuerpos, como pueden ser la guardia de infantería o la montada, pero la otra mitad corresponde a las comisarías. Igual es un disparate. En otra clase de partidos pueden destinarse 180 policías.

–¿Qué opinan los Foros de Seguridad sobre cómo se custodia a las barras bravas cuando se dirigen hacia los estadios?

–Los que acompañan los desplazamientos de las hinchadas son los móviles de las comisarías que se trasladan de un extremo hacia el otro del distrito. Reitero: nosotros opinamos que es un disparate hipotecar nuestro ya raleado sistema de prevención por un partido de fútbol. Creo que la prevención se encuentra en crisis por la escasa cantidad de efectivos, y si encima los tenemos que destinar a la custodia de un espectáculo deportivo, que supongo les dará réditos a los que manejan el negocio, nosotros, como pobladores, no lo merecemos. Y otra cosa: el efectivo que cubre el fútbol se encuentra de franco, trabaja por el Polad, el sistema de Policía Adicional. Ese hombre, que quizá intervino en una riña o está estresado por lo que pasó en una cancha, cuando vuelve a la comisaría debe prestar servicio. ¿Qué calidad de policía nos devuelve a nosotros una cancha de fútbol?

–¿Les han transferido estas quejas a las autoridades?

–Sí, las hemos planteado al máximo nivel. Hemos conversado con el mismísimo ministro de Seguridad, León Arslanian. Le pedimos en una oportunidad que no se asignen más policías de Lomas de Zamora, por ejemplo, a las canchas de Lanús o Avellaneda. Para que se dé una idea, nuestro distrito tiene un déficit de 600 policías. Lo corroboró el propio ministerio de acuerdo con la población de Lomas, que ronda el millón de habitantes y debería tener un mínimo de 1200 efectivos. Hoy, en cambio, contamos con 680.

–¿Algo así como un policía cada 1470 habitantes?

–Sí, así es. Yo entiendo que el fútbol es una pasión, que requiere de cierta atención, pero los vecinos no nos merecemos esto.

–¿Piensa que los Foros deberían participar en el armado de los operativos policiales para el fútbol?

–Sí, así tendría que ser. El Coprosede debería conectarse con los Foros de Seguridad para escuchar la voz de todos. Los Foros están integrados por instituciones de bien público, con participación comunitaria. Es incomprensible que sigamos soportando todo esto viendo los resultados domingo a domingo.

–¿Podría describirnos un caso de violencia que haya sucedido en el área donde se encuentra su foro?

–Pasó en la estación de Llavallol. No hace mucho tiempo, a un genio se le ocurrió poner sobre un mismo tren a dos hinchadas rivales. O sea, una mala organización terminó con la destrucción de una formación ferroviaria. Y le cuento un caso de otro tipo. Cuando se juega un partido en la cancha de Temperley, se corta el paso bajo nivel del ferrocarril Roca y los automovilistas tienen que llegar hasta Lomas de Zamora para cruzar la primera barrera. O sea, deben hacer un trayecto de más de veinte cuadras para poder pasar de un lado a otro. Ese es otro perjuicio por custodiar al fútbol.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • “Los operativos debilitan la seguridad que debe brindársele a la población”
    Por Gustavo Veiga
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.