libros

Domingo, 18 de septiembre de 2005

UNA NUEVA AUTORA DE LA SIEMPRE OBLICUA LITERATURA PORTUGUESA.

Vanguardia a la portuguesa

Campo de sangre
Dulce María Cardoso
Adriana Hidalgo
304 páginas

 Por Mauro Libertella

“Escribo sobre la muerte para celebrar a la vida. Nada torna a la vida más urgente que la proximidad de la muerte.” Las palabras son de Dulce María Cardoso en una entrevista reciente, donde hablaba de su obra y de sus obsesiones. Leyendo su primera novela, Campo de sangre, esas fijaciones que todo autor desarrolla un poco brutalmente en su primera obra (como sacándoselas de encima, casi extirpándolas) y que luego reelabora en muchos pasos y con algo más de experiencia, se pueden condensar en el caso de Cardoso en algunos temas amplios: la muerte, las generaciones, la mujer. Pretender un resumen de la trama sería un poco más complicado y tal vez injusto con el libro, porque estaríamos subordinando al acontecimiento lo que en realidad tiene de valioso el relato: cierta búsqueda de experimentación con la forma. La prosa de la portuguesa Cardoso es, por lo menos, distinta. Páginas enteras sin un solo punto contribuyen a un ritmo que oscila entre la más vertiginosa aceleración y la absoluta quietud, el tiempo suspendido. Ese traspaso se deja leer cuando varía el foco de lo que se está narrando: la narración de acciones es veloz como una corrida, la descripción es lenta como el gateo. Esta alternancia suscita, a su vez, en la experiencia de lectura, otra dualidad: por un lado la adicción a la novela, y por el otro un incisivo aburrimiento.

Dulce María Cardoso nació en 1964 en Portugal, en la misma casa en la que vivieron su madre y su abuela. Después de algunos viajes azarosos por Angola y sus alrededores, volvió a Portugal y estudió Derecho en la Facultad de Lisboa. Más adelante escribió desde reseñas cinematográficas hasta recetas de cocina y horóscopos. Con Campo de sangre, su primera novela, obtuvo el Premio Acontece de Novela y fue inmediatamente traducida a varias lenguas. Cuando la novela se publicó en Portugal, se habló de vanguardia y algunos críticos no tardaron en cercar su escritura en ese terreno de lo que se llama “prosa poética”. Ya tiene una segunda novela publicada, Os meus sentimentos, y está escribiendo una tercera. Seguramente las traducciones serán muchas.

Hay en Campo de sangre algo de primera novela: una búsqueda en distintas direcciones y algunos primeros pasos en el estilo, en la historia y en la construcción total del relato (algunos pasos son seguros, otros inciertos). Quizá la búsqueda lleve a Cardoso a la elaboración artesanal de una prosa sensible y perceptiva (una veta que se deja ver en su novela), o tal vez su camino termine en un intento experimental monótono y de manual. Y, si bien es una autora de 40 años de edad que publicó esta novela originalmente hace tres años, la irrupción de Cardoso y otros autores de la Europa-no-central en el mundo literario de hoy es siempre una bocanada de aire para seguir haciendo eso que es leer literatura.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.