libros

Domingo, 6 de noviembre de 2005

LUISA MERCEDES LEVINSON: LOS CUENTOS COMPLETOS DE UNA AUTORA BARRIDA POR EL TSUNAMI DE LOS ’60.

LML marca su nivel

 Por Jorge Pinedo

Cuentos completos
Obra completa. Volumen 2
Luisa Mercedes Levinson
Corregidor
377 páginas.

En cierto modo eclipsada por el pop y el tsunami cortazariano de los años sesenta, la narrativa de Luisa Mercedes Levinson (Buenos Aires, 1909-1988), para la mitografía literaria, quedó recluida en el hipotético desván de Sur, donde jamás habitó. En el breve ensayo que hace las veces de prólogo de los Cuentos completos, Leopoldo Brizuela aproxima su prosa a la de Marosa di Giorgio tanto como a la de Silvina Ocampo y, aun, a César Aira. Afina la puntería al señalar cómo esa diversidad de escrituras en las que Levinson incursionó se sustenta en una “fidelidad a todos los géneros que la habían forjado, a todos los lenguajes en que podía nombrarse a sí misma” o, tomando las propias palabras de la autora, “escribo con varios tipos de letras, de acuerdo con todas las personas que soy”.

De modo tal que LML se instala en un campo bordeado por Adolfo Bioy Casares, Horacio Quiroga, acaso Roberto Arlt y, en la base, Jorge Luis Borges, con quien, precisamente, tuvo el privilegio de escribir La hermana de Eloísa, historia que corona este libro y guarda el atractivo de una escritura exquisita atravesada por la evidencia de cómo se habrán divertido ambos al crearla yendo, respectivamente, de uno a otro de los dos personajes protagonistas.

Cuatro libros de cuentos conforman este segundo volumen (el primero reúne las novelas), donde la versatilidad de LML se corrobora de la mano de esas mujeres fuertes, cristalinas, refinadas, toscas, sensuales, en fin, deseantes cajas de Pandora que marcan su propio ritmo en universos poblados más por personas que por ejemplares de género. Si toda vanguardia es a posteriori, con la condición de jamás postularse como tal, se reconoce por los efectos no menos que por cómo quienes le siguen alcanzan a reconocerse en ella. En esta vía LML es vanguardia allí donde anticipa escrituras en su tiempo aún en ciernes. Sin ir más lejos, emergen las imágenes del realismo mágico cuando escribió que “las mulas, ya alivianadas, se pusieron a brincar en dos patas, como cabras y al rascarse contra las piedras de oro les nacían pechos de mujer”. También surgen los ritmos sincopados, tal cual sucede en el vértigo de un ascensor durante el relato “Del 33 al 24”; fuerte contraste con la trabajada letra de “En la otra orilla”, declarado homenaje a Quiroga en el que la voz de la mujer congrega a los Juanes que en el mundo han sido. En otra cuerda, la experimentación: “Loreley junto al río. Ríe, río, reza, río, roza, río de raso, sin río de río”, más que poesía, exploración en la selva cacofónica, otra protagonista de “El minuet”. Junto a cuentos antologados a discreción como “El aura”, no menos espléndidos lucen “La muchacha de los guantes”, en el que Levinson derrota latitudes y traslada la acción a otro rincón del globo, o los manifiestos tributos a Ghelderode, Picasso o Battle Planas que conforman la serie reunida en “El estigma del tiempo”.

Horizonte policromo, el de Luisa Mercedes Levinson se compone de historias tanto como de canciones (“Lentos, los lapachos/ descuelgan guirnaldas, / once hermanos machos/ me dan las espaldas”) hilvanadas por un deseo que nunca es menester mantener escondido. Lejos de amilanarse, utiliza un vocabulario a veces camp hasta para el momento en que fue escrito (tranway, motorman, substantivo, cinematógrafo), al solo fin de situar las coordenadas culturales de la escena, alcanzando de paso un efecto rotundo, conmovedor. Escenas, a su vez, compuestas a fuerza de imágenes (“El Riachuelo es ácido, y dulzón como una borrachera”) en las que un signo de puntuación, sintácticamente prescindible, sin embargo impone al lector una indispensable cadencia respiratoria.

Casi como una humorada, al final, el engolado comentario de Delfín Leocadio Garasa bruñe con bronce académico un brillo del cual Levinson se ríe desde la portada.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.