libros

Domingo, 11 de diciembre de 2005

PREMIOS > AIDAN CHAMBERS: "CONTRATIEMPOS"

Los mundos reales

Llega la primera novela del autor inglés que ganó en 2002 el premio Hans Christian Andersen, el equivalente juvenil del Nobel, por una obra que les habla a los chicos de sexo, droga y eutanasia.

 Por Sandra Comino

Contratiempos
Aidan Chambers
Traducción Laura Canteros
Sudamericana Joven, 186 páginas

El IBBY (International Board on Books for Young People), organismo que promueve la literatura infantil y juvenil, creado en 1953 por Jella Lepman, con sede en Suiza y filiales en todo el mundo, entrega un Premio Internacional, cada dos años, tanto a un autor como a un ilustrador, que lleva el nombre del escritor danés Hans Christian Andersen. El galardón es equivalente al Nobel de la literatura y se otorga por el conjunto de la obra. Aidan Chambers recibió el Andersen en 2002 y la fundamentación del jurado destacó “su calidad literaria, su manejo de técnicas narrativas y su cuidada elección de temas dentro del mundo de los jóvenes adultos”. Chambers tiene seis novelas para jóvenes, la primera publicada en 1978, Breaktime (Contratiempos, traducida al español por Laura Canteros y recientemente editada por Sudamericana, en Argentina) y la última en 2005. Cada uno de los libros de este autor inglés, nacido en Durham en 1934, trata sobre un aspecto de la adolescencia con diferentes protagonistas, todos alrededor de 17 años. ¿Los temas? Homosexualidad, relaciones sexuales para ambos sexos, eutanasia, drogas.

Conviene aclarar que en la literatura juvenil no se aborda esa temática con frecuencia, y si decimos que el sexo es un tema tabú, aún hoy, en pleno siglo XXI, nadie podrá negarlo. La relación entre aquello que se edita porque tiene ingreso en la escuela y lo que queda sin editar porque no lo tiene, es una realidad que dilata el crecimiento del género, acarrea prejuicios, y determina, en algunos casos, que los libros de estas características (generalmente) lleguen al mercado una vez aprobados en el extranjero.

Contratiempos es una novela con una construcción más que original: varios narradores, hechos, recuerdos, descripción de lugares, cartas, capítulos enteros sólo de diálogos, conversaciones, pensamientos, reflexiones, notas al pie y hasta reproducciones de fragmentos de algún manual, como “Modelo de relación amorosa”, donde aparece un fragmento que describe minuciosamente cómo hacer el amor.

Por un lado, la escritura es la excusa perfecta para organizar el pensamiento, enumerar estados de ánimo o refutar razonamientos. Nada es gratuito, ni está de más, a pesar de las diferentes voces y los diálogos que el texto mantiene con otros libros. Por otro, plantea una discusión acerca de la literatura y si el saber del protagonista proviene de los libros. Si la literatura es basura o no, si la ficción es un engaño (así comienza la novela, en un diálogo entre dos amigos, Ditto y Morgan), es algo que se cuestionará a lo largo de la historia, al mismo tiempo que autor y lector entrarán en un desafío, donde la vivencia del presente se confunde con el relato escrito de ese presente por el protagonista, que reconstruye sus vacaciones para el amigo. Finalmente no hay respuestas a los interrogantes del comienzo. Nada queda cerrado, ni siquiera sabremos si lo que aconteció fue verdadero o simplemente ficción. La traducción de Canteros es un trabajo detallista, donde cada frase denota un lenguaje trabajado, palabras justas, con un valor literario que se percibe como resultado de una lectura minuciosa del original.

La literatura juvenil conformada por obras editadas para “jóvenes adultos”, tan cuestionada y negada incluso por los propios autores que la escriben –compuesta también por cierta selección de obras escritas originalmente para adultos, pero (que se considera) de interés para los jóvenes–, muchas veces, recrea lo que el adulto cree que es el mundo de interés adolescente. No es comprensible que existan carencias temáticas como puede ser la sexualidad, el amor, el erotismo. En cambio, es más fácil de explicar la pervivencia de los clásicos juveniles con protagonistas asexuados que perduran en las colecciones, como la gran mayoría de las novelas del siglo XVIII y XIX y algunas actuales.

Contratiempos es el primer título en la colección de una obra inglesa traducida en Argentina. Es un libro que esquiva la vigilancia del género, incluye al adulto en su lectura y no subestima al receptor adolescente, ni con el tema ni con la escritura, y eso hay que celebrarlo.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice
  • Nota de tapa> Nota de tapa
    El último de los malditos ilustrados
    Maurice Blanchot fue el gran escritor de la impasibilidad y la ausencia. Quizá por eso, y a...
    Por Guillermo Saccomanno
  • JOSé SARAMAGO: "LAS INTERMITENCIAS DE LA MUERTE"
    Morir es un arte
    Por Mauro Libertella
  • FABIáN ALBERTO BUSTOS: "CRóNICAS DE UN SOLDADO"
    Malvinas como temblor
    Por Sergio Kisielewsky
  • ANNIE COHEN-SOLAL: "SARTRE: 1905-1980"
    El hombre del siglo
    Por Sergio Di Nucci
  • UN PASO PARA LLENAR UN VACíO EN LA HISTORIOGRAFíA ARGENTINA: EL ROL DE LA UNIVERSIDAD DURANTE VARIOS SIGLOS.
    La universidad no es una isla
    Por Angel Berlanga
  • MAURICE BéJART: "CARTAS A UN JOVEN BAILARíN"
    ¿Bailamos?
    Por Juan Pablo Bertazza
  • PREMIOS > AIDAN CHAMBERS: "CONTRATIEMPOS"
    Los mundos reales
    Por Sandra Comino
  • NOTICIAS DEL MUNDO > 
    Noticias del mundo
  • BOCA DE URNA > 
    Boca de urna
  • CARO LIBRO > LIBROS DE MUCHO(S) PESO(S)
    El mito de la diosa
    Por Mariana Enriquez

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.