libros

Domingo, 22 de abril de 2007

DE COLECCIóN

Pequeños clásicos argentinos

A usted, que está evaluando la posibilidad de asistir a esta nueva edición de la Feria del Libro sin un peso en el bolsillo, le decimos que sí, que vaya porque esta vez va a poder volverse al menos con cinco libritos interesantes sin pagar absolutamente nada. ¿Cómo? La Biblioteca Nacional iniciará, en el marco de la 33a Feria Internacional del Libro que en esta ocasión lleva como lema Libros sin fronteras, el Programa de difusión del autor clásico argentino. Por ahora, dicho programa consiste en la distribución gratuita en el stand de la Biblioteca Nacional (Stand 5036 del Pabellón Ocre) de cinco libritos (con el tiempo van a ser más) que, en cierta forma, pueden considerarse indispensables de nuestra literatura: Facundo (la introducción) de Domingo Faustino Sarmiento, La vida del Chacho de José Hernández, Apología del matambre de Esteban Echeverría, Decreto de supresión de honores de Mariano Moreno y El delito de besar de José Ingenieros. Ahora bien, la pregunta –aunque obvia– resulta ineludible: ¿con qué criterios se eligieron estas cinco obras existentes hasta el momento como las más representativas de nuestras letras? Una de las posibles respuestas es la arbitrariedad. Otra, más jugada, es que los creadores de la colección hayan hecho el camino inverso, dejando que los libros se vayan llamando respectivamente en un verdadero efecto dominó literario, a partir de sus semejanzas. Evidentemente, y a tono con los libros de la Colección Los Raros, lo que estos cinco libritos tienen en común es despertar curiosidad. Y esa curiosidad no está dada únicamente por su escueto y simpático tamaño sino también porque algunos de ellos proponen microtemas en los cuales estos grandes escritores volcaron su talento. Apología del matambre de Esteban Echeverría (sí, leyó bien: defensa del matambre con salsa criolla) por ejemplo, aunque a priori podría leerse sólo como una humorada, puede llegar a revelar más de una coherencia ideológica y hasta estética con la obra cúlmine de este autor: El matadero. En el Decreto de supresión de honores al Presidente de la Junta y otros funcionarios públicos (1810), Mariano Moreno –por el contrario– toma un tema nada menos que articulándolo con una impronta realmente sorpresiva. Algo similar ocurre con La vida del Chacho, de José Hernández, que no sólo es una alabanza a Don Juan Manuel de Rosas y al Chacho Peñaloza luego de su asesinato, sino también toda una denuncia de inusitada violencia retórica contra Sarmiento y los unitarios. Al libro de José Hernández le responde simbólicamente Sarmiento con su introducción al Facundo, en el cual justamente denigra al general Rosas: “Tirano sin rival hoy en la Tierra ¿por qué sus enemigos quieren disputarle el título de grande que le prodigan sus cortesanos? Sí, grande y muy grande es, para gloria y vergüenza de su patria”.

Por último, digamos que toda colección tiene puntos altos y bajos; y sin duda la gema de este Programa de difusión del autor clásico argentino es El delito de besar de José Ingenieros. Con un humor que evoca sutilmente al magnífico Arte de amar de Ovidio, este librito además de justificar la colección con su disparatada como pertinente propuesta de pensar el beso en términos jurídicos, viene a comprobar fehacientemente aquello que varios escritores y críticos nos venían insistiendo hasta el hartazgo: el humor sin límites de este excéntrico positivista, lo cual acaso sea un verdadero oxímoron.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.