libros

Domingo, 21 de octubre de 2007

EVENTOS

El lado oculto de la Luna

Por considerarlo "un emblema de la generación que siguió a la Segunda Guerra Mundial", la NASA decidió dar el nombre de Holden Caulfield a un cráter lunar.

Desde ahora la Luna tendrá también su lado oculto. Es que el inolvidable y por siempre joven Holden Caulfield –de amargos dieciséis años– seguirá expresando sus tan vitales como escépticas reflexiones... ¡en la Luna! Y si bien alguna vez escribió un relato llamado "Rex Passard on the Planet Mars" –nunca publicado porque a su editor le resultó "anacrónico"–, Jerome David Salinger jamás hubiera imaginado que algún día habría un cráter lunar en su honor, bautizado con el nombre de su más entrañable personaje, perteneciente a su más célebre libro, publicado en el año 1951, El cazador oculto. Paradójicamente, ahora con sólo mirar de noche hacia el firmamento, podrá localizarse a uno de los más grandes exponentes de la generación perdida, o al menos, a la chapita-homenaje que una de las instituciones más poderosas del mundo decidió rendirle al autor de "Un día perfecto para el pez banana".

Según el vocero de la National Aeronautics and Space Administration (NASA), Jack Schmitt, "los nombres elegidos para designar cráteres intentan hacer honor a aquellos hombres y mujeres que han llegado muy lejos en su afán de explorar los límites del esfuerzo humano. Además, otra característica fundamental de todos esos hombres y mujeres es que representan a muchísimas otras personas de su correspondiente generación que fueron o son, y serán para siempre verdaderos humanistas –sin importar mucho en qué campo particular se destacaron–".

Parece que Schmitt continuó sus argumentos, centrándose en la figura del escritor y explicando la razón por la cual la NASA decidió homenajear a Salinger, bautizando un largo cráter lunar con el nombre –muy sonoro, por cierto– de Holden Crater: "El personaje de Holden Caulfield creado por J. D. Salinger es un emblema de la generación que siguió a la Segunda Guerra Mundial; cuyos creadores nos obligaron a proyectar una mirada introspectiva sobre nosotros mismos y a producir también una mirada comprensiva y lúcida sobre lo que había a nuestro alrededor. En más de un sentido, esos autores han influido en el presente, tendiendo un puente entre el pasado y el futuro".

Si bien, de entrada, la noticia no genera más que acuerdo y simpatía, habría que pensar qué pensaría de todo esto Holden Caulfield y su autor de culto, el propio Salinger, que alguna vez declaró que "los sentimientos de anonimato y oscuridad de un escritor constituyen la segunda propiedad más valiosa que le es concedida". De todos modos, es poco probable que la fama o el bullicio de los fans lo persigan en la Luna.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.