libros

Domingo, 21 de octubre de 2007

RAMíREZ

Retratos de una vieja Nicaragua

Se reedita en Argentina un libro de cuentos de Sergio Ramírez publicado originalmente en Nicaragua en 1976, donde resalta la crítica a una sociedad enajenada e intolerante.

 Por Rodrigo Orihuela


Charles Atlas también muere
Sergio Ramírez

El Andariego
128 páginas.

Hace pocos días, en un discurso en Colombia, Sergio Ramírez dijo que los escritores latinoamericanos "tenemos un papel insoslayable, que es el de testigos y, al ser testigos, somos también cronistas". Precisamente de ofrecer un testimonio de la realidad se trata Charles Atlas también muere, la colección de cuentos de Ramírez publicada en Nicaragua en 1976 y reeditada ahora en Argentina. En los siete cuentos de la edición original (los dos últimos de esta edición, Heiliger Nikolaus y Juego perfecto, fueron escritos en 1984 y agregados a posteriori) el autor retrata y ridiculiza con sutileza una Nicaragua de hombres que miran hacia el norte angloparlante sin cesar y para todo, desde el momento en que eligen su deporte preferido (el béisbol) hasta cuando buscan confirmación de si habrá o no una milagrosa nevada, tal cual lo anuncian los meteorólogos locales. Cuando el objeto de los cuentos deja de ser "la Nicaragua blanca", pasa a ser una nación corrupta, socialmente podrida, en la que los homosexuales merecen ser hostigados y la policía inventa historias ya no sólo para fusilar a los terroristas sino para fusilar a sus padres.

Así, cuando en A Jackie, con nuestro corazón Ramírez narra la historia de la desesperación de un grupo de ricachones miembros de un club con nombre inglés por convertirse, en desmedro de otras organizaciones, en los encargados del acto de recibimiento de la "ilustre visitante" Jackie Kennedy, está contando la historia de cómo se organiza la bienvenida pero en realidad también está criticando las preocupaciones, obsesiones e intereses de los dueños del poder en Nicaragua.

En Nicaragua es blanca ofrece la historia de un viejo meteorólogo muy capaz que se encuentra en el umbral de una experiencia profesional única, y la reacción de un presidente necio y ávido de publicidad ante el descubrimiento del viejo. En el cuento que da nombre al libro, el joven fanático de los cursos de fisicoculturismo del ya legendario Charles Atlas es un provinciano cuya única razón de vivir es viajar a Estados Unidos y conocer a su idolatrado Atlas. Lo que inesperadamente encuentra al llegar hace que, en cierta forma, su razón de vivir hasta entonces carezca de sentido. Ese personaje no es la primera persona ni la última que vive una experiencia así con respecto a la "tierra prometida", parece decir Ramírez.

Los otros cuentos siguen líneas similares.

Todos estos cuentos fueron escritos entre 1967 y 1984. Podrían, con facilidad, haber perdido vigencia a ojos de los lectores actuales. No obstante, siguen siendo comprensibles y representativos, incluso para quienes no conocen Nicaragua, porque lo relatado en cada cuento es aplicable, en mayor o menor medida y más allá de los lógicos matices regionales, a la actualidad de otros países de la región. Son cuentos que buscan transmitir opiniones e ideas, y cuentos así, nunca sobran.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.