libros

Domingo, 30 de junio de 2002

EL EXTRANJERO › EL EXTRANJERO

Everything is illuminated

Jonathan Safran Foer
Houghton Mifflin
Nueva York, 2002
276 págs.

 Por Rodrigo Fresán

Se sabe que el magma de la intelligentzia norteamericana es materia tan generosa como fértil. Así, si hace un par de años la crítica consagró el libro de relatos del joven nativo de Sarajevo Aleksandar Hemon –La cuestión de Bruno (Anagrama)– haciendo especial hincapié en el curioso y sorprendente inglés “extranjero” en el que estaba escrito, bueno, ahora es un joven nativo norteamericano quien se vale de la maniobra de un idioma inglés fracturado para escribir su primera, curiosa y sorprendente novela.
Everything is Illuminated –debut de Safran Foer, 25 años, hasta ahora editor de una antología poética– es una renovada apuesta a ese subgénero de moda en el que un escritor explora la figura de un antepasado más o menos célebre o no y, de paso, analiza la composición presente de su propia sangre. Así –tras los pasos de David Eggers, Rick Moody, David Foster Wallace y las inminentes próximas novelas de Jeffrey Eugenides y Jonathan Lethem–, el personaje de Everything is Illuminated se llama Jonathan Safran Foer y quiere ser escritor y viaja a Ucrania, a la aldea de Trachimbrod, para investigar la historia de su abuelo (que allí lo espera y que insiste en que está ciego, pero...) y de cómo sobrevivió a los nazis y, ya que estamos, escribir una novela sobre todo el asunto. Allí encuentra al formidable verdadero héroe de la novela: Alexander Perchov, un húngaro de veinte años a quien contrata como intérprete para casi enseguida descubrir que su inglés es... hum... un tanto extraño. De este modo –en un interesante contrapunto de estilos y épocas–, Safran Foer recuenta las idas y vueltas entre macondianas y singerísticas de su familia mientras que Perchov narra las idas y vueltas de Safran Foer y su abuelo –siempre acompañados por el perro Sammy Davis Jr.– con un léxico digno de un cómico disfuncional de “Saturday Night Live”.
Y es ciencia: se sabe que las novelas construidas a partir de dos narraciones/narradores difícilmente ofrecen un producto parejo y equilibrado y siempre acaba ganando una de las partes. En Everything is Illuminated, la parte de Perchov vence por knock-out mientras que aquella en la que Safran Foer sucumbe a los peores rasgos de lo folk y, por momentos, de ese realismo mágico judío más apropiado para un cuadro de Chagall que para el primer libro de alguien increíblemente talentoso, produce ganas de salir corriendo de regreso a Estados Unidos.
Con su curiosa mezcla de comedia, dramatismo y reflexión ensayística, Everything is Illuminated (que próximamente será editada por Lumen) ya ha sido comparada con La naranja mecánica, El pájaro pintado y Cándido, pero lo cierto es que, si a algo recuerda, es a ciertas maniobras metaficcionales de un hipotético Vladimir Nabokov post-grunge a la hora de iluminarlo todo para poder escribirlo mejor desde las sombras de su talento.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.