libros

Domingo, 5 de marzo de 2006

NOTICIAS DEL MUNDO

No robarás

El gran best-seller de los últimos tiempos está bajo acusación. Acaba de comenzar en Londres un juicio por plagio en contra del Código Da Vinci de Dan Brown. Aunque, en rigor, el acusado es la enriquecida casa editorial Random House mientras que el autor del libro sólo comparece como testigo. La historia, o mejor dicho, la acusación, es la siguiente: Michael Baignet y Richard Leigh aseguran que Brown robó la idea de aquella línea hereditaria del hijo engendrado por Jesús y Magdalena, contra la cual lucha escrupulosamente la autoridad católica, de su libro El enigma sagrado, publicado en 1982. Jonathan James, el fiscal, ha declarado que no puede discutirse que Brown era consciente de la importancia de El enigma sagrado cuando escribió El Código Da Vinci; a lo que Brown ha respondido que ese libro no fue para nada importante para la creación de su novela; y que, de hecho, no había oído hablar de él hasta que lo vio mencionado en una de las obras que utilizó para documentarse. Por su parte, el abogado de Random House ha rechazado los reclamos de los demandantes al asegurar que las ideas que afirman que han sido copiadas, son demasiado generales, por lo que no están protegidas por los derechos de autor. El proceso, que no es el primero en poner en jaque al Código, podría incluso ensombrecer el estreno mundial de la adaptación hollywoodense que se presentará en el festival de Cannes a mediados de mayo.

A los amigos ausentes

Acaba de encontrarse un dossier de escritos de Gustave Flaubert que se suponía perdido. Carolina Franklin Grout, sobrina del escritor, presentó los apuntes que tomó Flaubert de la muerte de sus amigos Alfred Le Poittevin y Louis Builhet, ya que “siempre tenía la necesidad de anotar sus impresiones y dejarlas selladas”. Se trata de las necrológicas íntimas de los dos amigos más cercanos de Flaubert y sus compañeros literarios más queridos. Formaban parte de un dossier de seis fragmentos, preparado por Carolina para una publicación que nunca tuvo lugar, y se trata del hallazgo flaubertiano más importante desde que Bruneau publicó el Conte oriental en 1973. Es que las notas dispersas y apresuradas, que además de mostrar el hondo dolor de Flaubert lo presentan consolándose a sí mismo, amplifican su estado mental y contienen nuevos y ricos datos biográficos.

Que bello abril

Finalmente, el ganador de la nueva edición del premio Alfaguara de Novela fue el peruano Santiago Roncagliolo, quien ya ha publicado en la editorial. Se llevó los 175.000 dólares de premio con su novela Abril rojo, de la cual el jurado destacó la eficacia expresiva, la fuerza dramática y la originalidad en el tratamiento de un tema político con las peripecias de una novela negra que arrastra y conmueve al lector desde la primera página.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.