libros

Domingo, 9 de julio de 2006

NOTICIAS DEL MUNDO

Yo Quiero A Mi Bandera

Haruki Murakami le reveló al diario de habla inglesa South China Morning Post de Hong Kong que aprovechará su próxima novela para desahogar sus graves diferencias con Shintaro Ishihara, el gobernador de derecha de Tokio, a quien calificó de “hombre muy peligroso”. Ya en el año 2003, la administración de Ishihara bajó línea para que las escuelas secundarias públicas icen y arríen la bandera nacional durante cada ceremonia, en las cuales –además– todos deben ponerse de pie cuando se ejecuta el himno nacional (lo cual generó que más de 300 maestros fueran amonestados, suspendidos u obligados a realizar “seminarios para reformarse”). Ishihara también se caracterizó por defender y alabar al controvertido Yasukuni Shrine, que comenzó siendo un museo para rendir homenaje a los caídos durante las guerras de Japón y en la actualidad se convirtió en un símbolo de militarismo japonés y de ultranacionalismo. “Es un agitador que odia a China”, dijo el autor de la hermosa Crónica del pájaro que da cuerda al mundo. Pero no es la primera vez que Murakami habla en público del excesivo nacionalismo japonés: en 1997, por ejemplo, argumentó que parte de la sociedad japonesa estaba tratando de “rehacer la historia”, negando el maltrato a las mujeres chinas y coreanas durante la Segunda Guerra Mundial. “Es cierto que no debemos ser paralizados por lo que pasó, pero tenemos que recordar el pasado”, concluyó. Su último libro, la colección de cuentos Blind Willow, Sleeping Woman, será publicado en el Reino Unido por Harvill Secker a fines de este mes.

Robert Graves, a casa

Se acaba de inaugurar un museo en la casa que el escritor Robert Graves construyó en 1932 en Palma de Mallorca, y en la que vivió desde 1946 hasta su muerte, en 1985. Participaron del evento el actor Michael Douglas y su esposa, la actriz Catherine Zeta-Jones, entre otras celebridades. La casa del autor de Yo, Claudio se presenta al público tras una rehabilitación que ha costado unos 570 mil euros, según informaron voceros de la Fundación Robert Graves, creada en el 2003 y que tiene como objetivo divulgar el legado literario y cultural del escritor británico. En el museo podrán verse los muebles, la correspondencia, las primeras ediciones de sus libros y los objetos que formaron parte de la vida de uno de los poetas ingleses más relevantes de su generación. Robert Graves construyó la casa en 1932 junto a su por entonces pareja, la también poeta Laura Riding y, tras abandonarla en 1936 a causa de la Guerra Civil Española, volvió a ella con su nueva familia.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.