libros

Domingo, 6 de marzo de 2011

NOTICIAS DEL MUNDO

Podría servir de argumento para una novela juvenil pero sucedió en la vida real: aprovechándose de la ilusión y de las esperanzas puestas en sus hijos (acaso, por sus propias frustraciones), un enigmático señor que responde a la iniciales I. R. W. inventó un método innovador y literario —pero patético y perverso— para robar: su apócrifa editorial Jóvenes Escritores, en España, se encargaba de recibir los textos de niños y escritores a cambio de 13 euros por cada ejemplar que querían comprar, en la modalidad de editoriales on demand. Sin embargo, los libros nunca aparecían y la cuenta corriente de esta editorial fantasma seguía enriqueciéndose: el número de afectados llega a las 9100 personas, con un beneficio que asciende a los 160.000 euros. Finalmente, el responsable fue detenido en el aeropuerto de Málaga, y durante la investigación se averiguó que los dueños de la empresa llevaban un estilo de vida ostentoso, disfrutando de viajes y diversas propiedades, a tal punto que planeaban extender la multitudinaria estafa a Francia, Alemania e Italia.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.