libros

Domingo, 23 de enero de 2011

20

 Por Javier Aduriz

La del ’20 fue una década explosiva para la poesía de nuestro país. Empieza con las muestras finales y tal vez más maduras del modernismo, y acaba pulsando el corazón del siglo, al configurar una matriz de largo alcance donde la creación de hoy se reconoce todavía. Digo: no hubo ruptura mayor que la de esos años, aunque a la luz de lo ocurrido más tarde, exhiba matices algo escenográficos e, incluso, adolescentes.

En cuanto a los textos, me encanta que del cubilete del capricho haya surgido un poema de Alfonsina Storni para encabezar la serie. A mi juicio, ella comparte con Lugones, Carriego y Banchs la nómina fundadora de la poesía argentina moderna.

Me vuela la cabeza pensar en los tangos como una sólida expresión del imaginario colectivo argentino. La masa de un habla que continúa con toda lógica el fin de la gauchesca para renacer en la voz del proletario urbano y contar en código simbólico la historia de nuestra historia. En estos términos, la mujer de sus letras representa siempre el país, una tierra que se fue con otro, y nos deja amasijados sobre un anhelo deshecho. Creo que el tango nos afecta no tanto por el avatar de superficie, sino porque nos lleva a la zona de la herida visceral, propiamente argentina. Y “Mano a mano”, de Celedonio Flores, me enorgullece de manera particular. Lo sigue cantando Gardel, cada día mejor.

Compartir: 

Twitter
 

Leopoldo Lugones
SUBNOTAS
  • 10
    Por Santiago Sylvester
  • 20
    Por Javier Aduriz
  • 30
    Por Jorge Fondebrider
  • 40
    Por Jorge Aulicino
  • 50
    Por Javier Cofreces
  • 60
    Por Tamara Kamenszain
  • 70
    Por Diana Bellessi
  • 80
    Por Fabian Casas
  • 90
    Por Eduardo Mileo
  • 00
    Por Mirta Rosenberg
 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.