m2

Sábado, 30 de julio de 2011

La lucidez en Chile

En Argentina es difícil lograr que una asociación profesional que reúna a arquitectos y urbanistas levante la voz en temas de patrimonio. Según parece, gobierna la ideología de que todo lo que implique destruir un edificio y levantar uno nuevo es progreso, y todo lo que beneficie a los grandes estudios y constructoras es lo único que vale. Cuando se señala que transformar la construcción en un negocio de emprendimientos grandes es lo que dejó a la mayoría de los arquitectos como empleados de esos grandes, la respuesta suele ser impublicable.

Parece que en Chile piensan distinto y recientemente hubo un caso en que el Comité de Patrimonio del Colegio de Arquitectos de ese país salió a criticar muy duramente un emprendimiento del tipo que aquí sería cálidamente aplaudido por, por ejemplo, el Copua. El titular de patrimonio del Colegio, Ezio Mosciatti, le dirigió una fuerte carta al secretario ejecutivo del Consejo de Monumentos Nacionales de Chile, Oscar Acuña, sobre las obras planificadas en el palacio Pereira, una joyita patrimonial de Santiago.

El Pereira es un palacete de 1872 diseñado por Lucien Ambroise Hénault para Luis Pereira Cotapos en un deschalecado estilo dieciochesco. El palacio quedó en pleno centro de Santiago de Chile y es desde 1981 un monumento nacional. Pero, para su desgracia, la ubicación y sus amplios jardines “cierran” como negocio inmobiliario, y el edificio está en peligro.

Lo que el Colegio de Arquitectos critica es que los edificios que se planea construir en los jardines “carecen de una mirada patrimonial” y “no analiza lo existente”, ya que “se ha planteado en términos de rentabilidad de la empresa inmobiliaria”. La obra nueva rompe la escala del lugar, le quita luz al palacio, implica la destrucción parcial de su fachada y la alteración de sus plantas a un punto que “sorprende y genera desconfianza”. El durísimo comunicado del Colegio de Arquitectos hasta dice que “tenemos el serio temor de que el Palacio Pereira pueda transformarse en el nuevo ejemplo –y el mejor– de lo que NO se debe hacer con el patrimonio”.

Notable, envidiable y según parece imposible de este lado de la cordillera.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.