m2

Sábado, 5 de noviembre de 2011

Una carpintería que resultó “sustentable”

El pequeño y lindo edificio de la esquina de Fernández y Velasco, en Floresta, es un cada vez más raro ejemplo de arquitectura comercial de principios del siglo XX. Estas casas italianizadas, a veces con toques “modernos” como los medallones medio Art Nouveau de las pilastras, eran el standard porteño, una suerte de default de los constructores de la época. Un siglo después, estas estructuras son cazadas con saña, demolidas por pequeñas o ridiculizadas en busca de lofts o bares más cool.

Iba a ser el caso de esta Carpintería de Velasco, una fábrica de escobas que se las arregló para sobrevivir entre 1900 y 2009, cuando el lugar apareció en alquiler. Los vecinos se movilizaron, usando la experiencia de defender un barrio bajo ataque especulativo y pusieron un fuerte reflector sobre esta modesta esquina.

En el gobierno porteño nadie les dio ni la hora, pero los vecinos de Floresta destacan que sí los atendieron en la Defensoría del Pueblo porteño que preside Alicia Pierini. El adjunto Gerardo Gómez Coronado se ocupó de buscar los valores del edificio y de su uso tradicional, ayudó difundir el caso y estuvo presente en las movidas vecinales.

Esta semana, los de Floresta festejaron que la esquina es nuevamente una carpintería. Bien arreglada y dignificada, la fábrica de escobas es ahora de muebles con el nombre simplificado de La Carpintería y fecha de reapertura en diciembre.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.