m2

Sábado, 20 de octubre de 2012

Los días del Patrimonio

 Por Facundo de Almeida

La celebración de días, semanas o fines de semana dedicados al patrimonio es una propuesta cultural muy arraigada en varios países del mundo. Francia es un buen ejemplo de una iniciativa que durante un período breve echa luz sobre el patrimonio arquitectónico de un país o una ciudad y les permite a los ciudadanos visitar edificios históricos habitualmente cerrados al acceso del público. También, recorrer otros que normalmente está abiertos, pero que en esas ocasiones se visten de gala y preparan actividades especiales para recibir a los visitantes.

Dos semanas atrás fue el momento de Uruguay. Con casi una década de trayectoria, los Días del Patrimonio –que cada año creen en número de propuestas–, organizados por la Comisión Nacional de Patrimonio y el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), esta vez ocuparon dos fines de semana, uno dedicado al patrimonio cultural y arquitectónico y el otro al patrimonio natural.

Esta semana que termina, esta propuesta, muy útil para difundir los valores y promover el respeto ciudadano por el pasado edificado, llegó a Rosario, con la “Semana del Patrimonio Histórico Rosario 2012”, y el protagonista fue el Palacio Fuentes, un ícono de la ciudad y actualmente sede de la Fundación Litoral y del futuro Museo de la Democracia.

Durante la semana se realizaron distintas actividades en ese edificio, con acceso libre y gratuito, como visitas guiadas, conferencias, muestras fotográficas, actos culturales y artísticos, y la proyección de un documental realizado por el director rosarino Héctor “Nene” Molina.

Los visitantes tuvieron la posibilidad de conocer el edificio construido entre 1922 y 1927 y que fue el primero con estructura de hormigón armado de Rosario.

Con un estilo de origen clásico, las aberturas varían en cada planta y se destacan grandes farolas venecianas colgantes y doce esculturas de personajes mitológicos. El reloj de la cúpula es de cuatro cuadrantes y de origen inglés, y en la parte superior tiene un faro y una veleta.

La puerta principal, de fundición alemana de bronce, representa los cuatro vientos, las cuatro estaciones, la ganadería, la agricultura y las razas humanas, y cuenta con un conjunto de bustos, entre los que se destacan el de Juan B. Durand, proyectista de la obra, y el de Juan Fuentes, primer propietario.

La fiesta del patrimonio rosarino contó con la presencia del arquitecto y ex intendente de Montevideo Mariano Arana, que disertó sobre patrimonio y contemporaneidad, y es el responsable de que hoy la capital uruguaya conserve en gran medida su patrimonio arquitectónico.

La ciudad de Buenos Aires supo tener sus Días del Patrimonio, durante la gestión de Teresa Anchorena al frente de la subsecretaría, y luego secretaría –hoy ministerio– de Cultura porteña, organizados junto al reconocido arquitecto Fabio Grementieri.

Esta actividad que movilizó a miles de ciudadanos visitando edificios públicos, embajadas, sedes de empresas y edificaciones notables de todo tipo, fue anulada por la gestión de Aníbal Ibarra y nunca más volvió a realizarse.

Una pena, porque los porteños y los turistas se pierden así la oportunidad de conocer algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad y de celebrar, como hacen uruguayos y rosarinos, una verdadera fiesta del patrimonio cultural.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.