no

Jueves, 24 de noviembre de 2005

SOBRE LAS “PALANCAS NEGRAS” DE ANGOLA

Primera y a fondo

 Por Javier Aguirre

Durante las Eliminatorias para el Mundial de Alemania 2006, los equipos pelaron lo que mejor tienen. Es el caso de la selección de Angola, que se ganó el apodo de “Las Palancas Negras” debido a sus atributos físicos (aclaración: los atributos físicos que motivaron el apodo no son ningún tipo de palanca de cambios dispuesta en el cuerpo de los futbolistas angoleños sino que la “palanca” es una especie de antílope, en riesgo de extinción, que también recibe el nombre de sable... Y así como otros equipos deportivos africanos tienen apodos animales –Las Aguilas de Túnez, Los Elefantes de Costa de Marfil, Los Leones de Camerún–; los jugadores angoleños se identifican con la agilidad y el vigor muscular de las palancas).

Las Palancas Negras, a pesar de tener muy pocos jugadores en clubes europeos y de no haber accedido nunca a una Copa del Mundo, lograron la clasificación para Alemania después de vencer a seleccionados africanos con más tradición mundialista, como Nigeria y Argelia; por lo que Angola vive una euforia futbolera que ha generado un clima más feliz que el usual en los últimos siglos (trata de esclavos, colonización, revueltas, guerras civiles).

La llegada de Angola al Mundial también genera alegría en otros países. Ya que fue una colonia de Portugal, y que su idioma oficial es el portugués, muchos brasileños futboleros ya apoyan a Las Palancas Negras como a su segundo equipo, por el que hinchar en los días en los que no juegue el dream team de Ronaldinho, Ronaldo, Robinho, Roberto Carlos y demás cracks cuyos nombres comienzan con la sílaba “ro”. De hecho, el sitio web oficial de la Federación Angoleña está lleno de mensajes de fans brasileños que no sólo alientan a Las Palancas Negras (“Vai lá Angola, nós brasileiros estamos torcendo por vocês”, escribió el internauta Malfi, de Sao Paulo), sino que también recomiendan como posibles palancas –o, digamos, “palancables”– a algunos futbolistas nacidos en Angola que juegan en equipos de Brasil.

Pero la palanca-manía no sólo llegó a Brasil sino que también hay ejemplos en la Argentina. Y no cualquier ejemplo: el mismísimo Fidel –prócer del reggae argentino y ex prócer del punk argentino, cuando aún usaba el apellido Nadal– le reveló en exclusiva al NO que ya es un fan más de Las Palancas Negras. “Es que mi familia viene de Angola, así que en el Mundial voy a hinchar a full por la selección angoleña”, cuenta Fidel, y agrega: “Cuando me enteré de que Angola había clasificado, sentí una alegría enorme, y me dieron ganas de saber más sobre el equipo”. Fidel ya eligió. Y vos, ¿no les tenés ganas a Las Palancas Negras?

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.