no

Jueves, 25 de septiembre de 2008

NOCHE DE ESTRENO

“Ahora somos todos frontman”

Lo dice Germán Daffunchio, quien presenta una versión de Las Pelotas renovada. También llegan con cambios Edu Schmidt, Adrián Otero, Toti Iglesias, César Andino, Pablo Memi y Baltasar Comotto.

 Por Juan Ignacio Provendola

Adrián Otero jamás se va a olvidar de su primer festival: “Nos tiraron piedras, barro, comestibles e hijos, aunque no reconocí ninguno (risas). Era un momento de mucha confusión porque se iba la dictadura y venía la democracia, la gente no sabía qué actitud tomar al reencontrarse y había poca tolerancia. Pasaron muchos años y, por suerte, la actitud de la gente es distinta”. Desde ese B.A. Rock 1982 hasta este Pepsi Music 2008 corrió mucha agua debajo del puente, pero el ex cantante de Memphis se muestra renovado en plan solista y con un disco calentito (Colapso nervioso).

“En otros momentos, por ahí, tenía el cerebro químicamente alterado o me rompía las bolas cantar las mismas canciones. Ahora tengo repertorio nuevo, músicos nuevos y estoy rodeado de gente que me quiere. Logré disfrutar la música y me siento un bebé, pese a ser un viejo rocker”, confiesa Otero, quien promete mucho de ahora y poco de antes: “No tengo ganas de hacer concesiones en esta instancia de mi vida. No reniego de Memphis, pero quiero tocar canciones nuevas”.

Toti Iglesias y Edu Schmidt también aprovechan el festival para mostrarse como solistas, aunque sin soslayar sus antecedentes. “Voy a hacer temas de los Jóvenes, como para no aburrir”, advierte Toti, aunque también develará algo de Estalla, el inminente debut discográfico de Hijos del Oeste que incluirá un tema a dúo con Juanse y una versión punk de Y cómo es él de José Luis Perales. Promete no cambiar de música, pero sí de actitud: “Una vez me tiré al público y me agarraron de un collar que, como no se rompía, me terminó ahorcando. Incluso antes me tiraba al suelo redondo y después terminaba lleno de sangre. Eso pienso resolverlo”.

Edu seleccionó, entre 400 aspirantes, a varios músicos multiinstrumentistas para su nuevo proyecto solista que combina ska, punk, melodías simples, rock garage y charangos, todo debidamente regado de violines marca Schmidt y letras “de las más emotivas que hice”.

Para el Pepsi planea un show con “las canciones nuevas ‘más arriba’, temas míos de Arbol y, si está en el país, un rabino medio lisérgico dará sermones”. ¿Qué onda con Arbol? “Nunca dije que no a la posibilidad de tocar con ellos, pero por ahora no se dio.” Paralelamente sigue musicalizando una película y convocando bandas para su flamante sello Apio Discos. Silbando bajito, el ex guitarrista de Spinetta y actual del Indio Solari, Baltasar Comotto, aprovecha la oportunidad para seguir dando sus primeros pasos en solitario (acaba de editar Rojo) con un set “intenso y sin cortes, en una versión más heavy metal y rústica”.

La doble apuesta de César Andino quedó clara desde la tapa de su último disco, donde el nombre de la banda (Cabezones) y el título (Solo) se combinan como evidencia del profundo proceso de recambio individual regido por el propósito de “disfrutar al máximo estos momentos, porque uno no sabe cuándo puede dejar de vivirlos”. El estreno del nuevo Cabezones se produjo el año pasado (y la decisión fue motivo de ruptura), pero ahora se mostrará con un disco que afirma el segundo intento tras el accidente automovilístico que sufrió con Gabi de Catupecu Machu y el alejamiento de sus ex compañeros. No en vano, Andino cree que “será la confirmación de que Cabezones es una banda trascendente en la escena de rock argentina”.

Pablo Memi fue recientemente reincorporado a Ratones Paranoicos tras la partida del Zorrito Von Quintiero. En su anterior etapa (se fue en 1998) no había llegado a participar de la fiebre festivalera. “Antes, los grupos convocaban a su propio público y había rivalidades. Nunca entendí ese fascismo futbolero de identificación tribal que nada tenía que ver con la música. Ahora las bandas comparten el público, aunque algunas deberían trabajar más sus canciones”, sostiene tras un retorno que cortó con años dedicados al conservatorio de contrabajo, la musicalización de películas y hasta presentaciones en trío por Brasil. Todo ese bagaje influyó en su aporte a la composición de las nuevas canciones, algunas de ellas producto de largas zapadas e incluso de un trabajo a dúo de Juanse y Spinetta que se verá en el tema Sacrificio. Igualmente, Memi anticipa que “el próximo disco irá en la línea de Ratones, al margen de algunas sutilezas”.

También Las Pelotas tendrá su prueba de fuego en Capital, ya sin Alejandro Sokol. Su aliado histórico, Germán Daffunchio, no se reconoce como el nuevo líder: “Ahora todos somos frontman y estamos al máximo. Sólo es cuestión de práctica. Al que le guste, le gustará; y al que no, no. Es un desafío que nos tiene tranquilos aunque expectantes; pero estamos muy contentos por lo que pasa y por nuestra nueva forma de laburar”. Ofrecerán algo del próximo disco, que saldría en marzo o abril, como Que esté sonriendo, un marginado del último álbum que recobrará para la banda ese rasgo tan característico y olvidado como fue el reggae. n

* Adrián Otero y Baltasar Comotto (viernes 3 de octubre). Las Pelotas, Ratones Paranoicos, Hijos del Oeste y Edu Schmidt (sábado 4 de octubre). Cabezones (15 de octubre).

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.