no

Jueves, 21 de enero de 2010

ARGENIS BRITO LE CAMBIA LA CARA A VENEZUELA

Electrolatino

Un DJ venezolano que entró en la escena de Berlín por sus contactos con la “mafia chilena” electrónica, y que les pone una pizca latina a sus pistas de baile. “Fui el primer venezolano que tocó en Ibiza”, dice. Y andá a discutirle.

 Por Yumber Vera Rojas

Durante la última década, Argenis Brito ayudó a desbaratar el imaginario tropicalista que se tiene sobre Venezuela, revelando desde la música un matiz de avanzada. Brito ha demostrado que idiosincrasia y vanguardia van juntos de la mano. Al igual que Cardopusher, Rafael Garnica, Miguel Toro y Kid 606, el productor, vocalista e instrumentista caraqueño integra la legión de artistas de la cuna de Bolívar que se supo ganar un lugar privilegiado en la escena electrónica mundial. “Fui el primer venezolano que tocó en Ibiza”, asesta Brito con orgullo desde la capital chilena, vía telefónica y en exclusiva para el NO. “Eso me llenó de satisfacción porque contribuí en darle a entender a la gente que en mi país también hacemos cosas interesantes.” Radicado en Berlín hace siete años, no es ilógico que muchos hayan supuesto su origen en Chile, pues fue en el país trasandino donde comenzó su trajinar en el arte del beat y entró en contacto con los representantes de la “Conexión chilena” o “Mafia chilena” –denominación para las figuras del dance chileno en Europa– que, más tarde, le tendieron una mano en Alemania. “Existe una conexión bien fuerte entre Berlín y Santiago gracias a Ricardo Villalobos y Dandy Jack, que se fueron de pequeños, pero volvieron frecuentemente. Creo que en Chile arrancó fuerte la movida electrónica latinoamericana antes que en otra parte.”

El productor y músico venezolano, pionero del electrolatino, presentará esta noche en Buenos Aires y mañana en Mar del Plata –en una fiesta que tendrá como protagonista a Ricardo Villalobos– un set que promete un pronto regreso a las pistas de baile criollas. “A mí siempre me pareció importante tener un sonido propio”, afirma Brito. “Una vez que me decidí a hacer electrónica, supe que sólo destacaría gracias a mis influencias latinas. Mi set se caracteriza por mezclar salsa, cumbia y boogaloo con house y tech house. Me parece que la música rápida, más techno, es un poco dura. No tiene sex appeal. Como no soy DJ, produzco muchísimo para poder renovar mi performance todo el tiempo. Por eso hago live y sólo ofrezco mis propios temas.” A pesar de la preponderancia que ostenta el techno en la capital alemana, del resurgimiento del house que allí se está advirtiendo y de las posibilidades que poseen las corrientes más experimentales del bit, la propuesta de Argenis ha podido calar con éxito. “Tuve bastante suerte porque, cuando llegué a Berlín, la tendencia era muy minimal, sin melodías ni voces. Pero con el tiempo, gracias en parte a Cadenza, el sello de Luciano –radicado en Suiza, es otra de las celebridades de la ‘Conexión chilena’–, esta sonoridad latina que practico ahora está muy de moda en Alemania.”

Con respecto al riesgo de que su concepto artístico pudiera distorsionarse a partir de la lectura anglosajona y europea sobre la cultura latina, Brito sostiene que su música ha sido entendida y respetada. “Una de las cosas que más admiran es que uno tenga cierta personalidad en su sonido. Al principio costó imponerse porque la gente necesitaba tiempo para entenderlo. Pero últimamente ha crecido el interés por él”, explica este venezolano hiperactivo, partícipe de un sinnúmero de colaboraciones (Monne Automme, The Basstards, Bloody Mary, Sokio), y que el año pasado publicó el disco Black Shoes junto con Miguel Toro y espera en 2010 la salida de una realización a través de un sello de Edimburgo (que cuenta con un remix de Jay Haze), de un 12 pulgadas al lado de Ricardo Villalobos y de un álbum.

De hecho, ante la ausencia de un circuito serio en esta parte de Occidente, aumentó el número de productores latinoamericanos instalados en Berlín. “Es La Meca de la música electrónica. Aparte de los chilenos que ya hicieron trayectoria, a Santos Resiak y Ernesto Ferreyra, quienes trabajan con Mike Shannon, les va muy bien. Y entre los argentinos que pude conocer allá, porque viven o estuvieron de paso, se encuentran Barem, Franco Cinelli, Gustavo Lamas, Alejandro Mosso y Dilo. El grupo se amplió y es bien interesante.”

Si bien en Venezuela se le conoce por haber integrado la banda teenager Los Chamos y la agrupación pop de rasgos new wave Wag, la reputación de Argenis en Chile se estableció con la grabación del disco homónimo del proyecto Gonzalo Martínez y sus Congas Pensantes (1997), liderado por el ex Los Prisioneros y hoy Los Updates, Jorge González. “En un momento me pareció que la escena musical venezolana era muy pequeña y complicada para vivir de ella, así que me fui a Nueva York en 1994”, evoca Brito. “Allí conocí a Jorge y registramos lo que fue el primer trabajo que fusionó la música latina con la electrónica.” Esto le permitió viajar a Santiago, entremezclarse con su incipiente movida electrónica, formar el dúo Mambotur (junto a Pier Bucci) y recibir la invitación de Uwe Schmidt para convertirse en el cantante de Señor Coconut. “Este año cumplimos una década. Luego de editar el cuarto álbum, Around the World (2008), descansamos porque sacábamos discos muy seguido y, paralelo a esto, tenía que encargarme de mi carrera solista. Sin embargo, es un proyecto increíble que no dejaré de hacer. Mientras mis producciones las llevo al club, Señor Coconut es una orquesta que toca en salas de concierto y para otro público. Son dos extremos que me parecen muy divertidos. Además, aprovechando que soy el único latino del combo, siempre tengo el gusto de presentarme en los shows como ‘The one lonely latino’.”

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.