no

Jueves, 14 de octubre de 2010

MUESTRA: SIETE EJERCICIOS BASICOS, DE JUAN PABLO CAMBARIERE

Un diseñador de madera

El diseñador y escultor arranca una muestra de marionetas en siete movimientos que van más allá del amar, temer y partir.

 Por Luis Paz

“No hay tiempo de tomar(se) el tiempo. La realidad es una oferta de Sprayette. Hay que avanzar sin pensar, en un movimiento cíclico, deshumanizante. La ruedita no tiene que dejar de girar, aunque estemos hasta el cuello de patetismo.” Así arranca la invitación a Siete ejercicios básicos, la muestra que Juan Pablo Cambariere (diseñador del NO) inaugura este sábado 16 en la Galería Turbo, donde permanecerá abierta hasta el 16 de noviembre. Para escaparle a esa lógica, que vende emociones como si fueran grills y la posibilidad del amor en forma de faja para ejercicios abdominales, Cambariere propone una muestra de un mes y ocho marionetas en siete movimientos básicos más allá del amar, temer y partir: correr, hacer jueguitos, rezar, apenarse, angustiarse y convulsionar.

Cambariere, de 37 años, es diseñador gráfico de la cantera de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la UBA y estudió Bellas Artes en la Prilidiano Pueyrredón, pero la epifanía práctica le llegó con su trabajo con Enio Iommi, maestro escultor y cultor del arte concreto. Además, en su taller personal, Cambariere encontraba el rato para hacer lo que Iommi no le dejaba: improvisar con chatarra, bucear en la posibilidad de lo concreto más allá de la representación. “El arte concreto era presentado como vanguardia, ¡cuando hacía 40 años que acá había arte concreto!”, marca Cambariere cierto conservadurismo del mundo de la plástica, al que nunca se plegó: gran porción de su trabajo surge de la chatarra como material o, en el mejor de los casos, de maderas desestimadas por otros. “El trabajo con la chatarra te agota porque podés transformarla hasta cierto punto. La madera o el hierro, con el que trabajé muchísimo, son más maleables, más expresivos. Además, el trabajo con chatarra estuvo mal visto durante mucho tiempo. Bueno, hasta la crisis de 2001”, dice.

Lo estático de la plástica academicista lo acercó al diseño. “Creo que es algo mucho más moderno: hay más vanguardia en el diseño que en ciertas áreas de la plástica, sobre todo en las más académicas”, cuenta quien ha realizado cantidad de muestras y exposiciones individuales y colectivas en Buenos Aires, Nueva York, Milán, Roma, Madrid, Barcelona y Berlín. En Alemania participó el año pasado del Character Walk, una semana en la que las galerías berlinesas rebasan de “personajes” originados en distintas miradas morfológicas y conceptuales: desde Hello Kitty a las marionetas móviles de Cambariere, cuyo trabajo fue además compilado por sus organizadores en libros sobre character design (diseño de personajes) y paseó también por la exhibición Pictopia.

Siete ejercicios básicos se plantea interpelar acerca de la dialéctica sociedad/individuo en sus diferentes roles: “Ahí aparece lo concreto. Mientras que el arte figurativo busca representar, el concretismo busca ser. Estas obras son, realizan acciones y tienen una expresividad que las hace estar haciendo eso. Ojalá alguien note que parecen estar sintiendo lo que hacen también”, desea. Esa expresividad surge de la falla: la imperfección en la madera (natural o puesta allí por el autor) les da personalidad a sus obras como una nariz grande o una cicatriz a un humano.

Buena parte del trabajo de Juan Pablo Cambariere, también reconocido diseñador gráfico editorial y autor de tapas de libros y de discos, puede verse en Cambariere.com, el sitio personal donde compila sus obras. Luego de siete años, en los que igualmente no cesó de exponer, ejercer la docencia, trabajar en su taller y en esta redacción, Cambariere vuelve a exponer en solitario en la Galería Turbo con alegría y orgullo pero sin pretensiones falsas: “No soy de los que creen que podría sublimar una sociedad con mis obras”, reconoce el diseñador, conocido en la redacción de Páginal12 como “el pibe que hace el NO”.

* Siete ejercicios básicos inaugura el sábado 16 de octubre y permanece abierta hasta el 16 de noviembre en Galería Turbo, Costa Rica 5827. (De miércoles a sábados de 16 a 20.)

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.