no

Jueves, 3 de mayo de 2012

TRASH COLAPSO

El hombre-banda

Mono banda se llama el estilo musical en el que una sola persona ejecuta varios instrumentos a la vez en clave rockera originaria.

 Por Flor Lerman

Trash Colapso es un muchacho único en su especie (al menos en este rincón del planeta). Un músico solitario que con un bombo en un pie, una pandereta atada en el otro, un micrófono, y una guitarra eléctrica, sigue una receta magistral de rock y la pone en práctica de la forma más intensa y primitiva. Mono Banda se llama el estilo musical en el que una sola persona ejecuta varios instrumentos a la vez en clave rockera originaria. “Rockabilly y blues bien primarios tocados por gente que viene del punk”, ahí el primer intento de Colapso por explicarse. La historia de este intérprete comienza de la manera habitual: primero fue el skate, que luego le trajo el punk, y apenas después llegó su primera guitarra eléctrica. A los catorce ya cantaba en una banda hardcore, y por los siguientes quince años tocó también: batería, bajo, teclado, y armónica. “Soy autodidacta –aclara–. Lo que me gustó lo fui aprendiendo a mi manera, así, desprolija. ¡Como debe ser! Si no hoy sería un solista tocando folk, ¿no?” (risas punkies).

Al pensar en una “one man band”, la primera imagen relacionada que aparece es la de un alegre, colorido y circense hombre orquesta. Nada más alejado de la realidad de este colapso trash, que escupe una mezcla fuerte y salvaje de algo viejo, algo prestado, algo rojo, algo brutal, algo vintage. “La onda es un poco ésa: que no sea algo normal”, vuelve a definir Colapso.

Según cuenta la historia universal, fue el loco Hasil Adkins quien, a principio de los años ochenta, se convirtió en el referente mundial más importante del estilo one man band o mono banda. Un verdadero lunático que desde el país del Norte presentaba sus psicóticas canciones tocando él mismo todos los instrumentos. Su rockabilly-country-garage-crudísimo-rock y su actitud al tono hicieron de Hasil un artista de hiperculto, y un referente de bandas como los garageros The Cramps, quienes llegaron a grabar un cover a su nombre.

Si bien Hasil plantó bandera para las one man bands, con el correr de los tiempos, y continentalmente hablando, es nuestro potente vecino Brasil el país que hoy tiene la movida más importante de mono bandas. No sólo en cantidad sino también por calidad. Según Colapso, en Argentina esto casi que no existe, “que yo sepa soy el único. Y lo sé porque investigué, me interesa que haya otros”. El interés radica en un compilado con mono bandas de Sudamérica que está intentando editar. Por estos lares sólo encontró a Congo Shock (en rigor una mono banda, pero de un bajista que toca jazz). Por lo demás son grabaciones e intenciones, pero nadie que toque en vivo y ejerza el estilo como él, “seguro hay alguien que lo hace, pero no sale de su casa”. De acuerdo con la investigación regional, en Uruguay existen tres mono bandas (a saber: Amazing One Man Band, Dr Kalambre y El Trovador), y lo demás, es todo brasileño (ejemplares como: Chuck Violence, Gomez Mezcalero o Uncle Butcher).

La mezcla es rara. También difícil de explicar y que se entienda. “Escuchando blues nativo y rockabilly te das cuenta de que tiene mucho que ver con el punk. El salvajismo que tienen y el sonido de los instrumentos es muy punk. Es crudo, es bien de los orígenes de la música.” Cuando Colapso habla de rockabilly aclara que se refiere a algo muy previo a los jopos y las patillas, también comenta que música moderna no escucha, y que sólo se identifica con su prehistoria.“Mi sonido es primitivo porque el blues es primitivo, como el rockabilly de los cincuenta. Y a eso le sumo mi estilo que es más punk. Eso es lo que hago. Y tampoco quiero ser una copia de otro, por eso mi estilo es bastante diferente.” Cuando de influencias se habla, Colapso menciona por un lado, desde el extremo más crudo y nasty del rockabilly: a Benny Joy, Ronnie Dawson o Tony Casanova y por otro al señor R. L. Burnside, un blusero bien old school, salido de Mississippi a pura tragedia y destreza melódica.

Según Colapso, ser un rockero multitasking es tarea sencilla. “El ritmo uno lo lleva puesto. Y en los pies está ahí, ya cuando tocas la guitarra los movés.” Desde su génesis en 2007, Trash Colapso toca a cada rato, en ciudad capital y en los distintos cordones del conurbano. Lo invitan y llevan a tocar en el interior y supo girar por Brasil y Uruguay. En 2011 el sello francés Strycknine Records editó su primer vinilo: The white trash Album, cuyas copias aún no llegan al país por correr peligro de quedar atrapadas en la burocracia aduanera. Previo a eso, en 2009 uno de sus temas formó parte del compilado, también vinilo, llamado “One Man Bands World Wide”, que la disquera Squoodge Records editó en Alemania. También hizo música original para documentales y cortos de producción carioca. Nunca editó un disco en Argentina (al menos “oficialmente”). Tan solo un hombre y lo que busca demostrar: “Uno solo puede hacer lo que quiere. Mi música es eso, quiero trasmitir este baile medio loco y que la gente la pase bien. No tengo otro mensaje”.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.