no

Jueves, 18 de abril de 2013

LUKAS CANAVES GANó EL RED BULL THRE3STYLE

Bandejas de fernet

En una noche fría, la capital cordobesa se calentó con cuarteto, hip hop y hits de FM.

 Por Yumber Vera Rojas

Desde Córdoba

Si antes un nene le pedía a su viejo que le comprara una viola para rockearla, ya no es extraño que desee para su cumpleaños unas bandejas, especialmente en la última década, en la que los djs subieron al Olimpo del pop. David Guetta ameniza espectáculos siderales, Steve Aoki convierte sus sets en panaderías en las que vuelan tortas de todos los sabores y colores, y Deadmau5 cobra 500 mil dólares por un show capaz de quebrar la ambición estética de U2. Al mismo tiempo, el pasado sábado, en la capital cordobesa, ocho deejays de todo el país rescataron la dura, al igual que transgredida, faena de hacer bailar a la audiencia sin pirotecnia, si no a partir de hacer arder la pista sólo con buen tino para la musicalización.

Si bien comenzó como una competencia canadiense para djs, el Red Bull Thre3Style es hoy un evento global del que la Argentina ya participó en tres ocasiones. Las reglas de la contienda son básicas: durante 15 minutos, con los mismos platos y equipos para todos los concursantes, los alquimistas del dancefloor deberán agitarla, al menos, con tres estilos musicales distintos, lo que le saca el matiz exclusivamente electrónico. Acá lo que el jurado califica es la cualidad para combinar técnica y espectáculo, lo que queda desglosado en la habilidad de los participantes para la mezcla, sampleos, scratchs, selección del repertorio y llegada al público.

A pocos metros del Chateau Carreras, donde No Te Va Gustar demostraba nuevamente que es un fenómeno inexplicable –¡cómo es posible que tanta pobreza conceptual pueda colmar un estadio!–, el club Carreras sirvió de escenario para una batalla de djs tan anónimos que la mera incursión en la actividad bastaba para sumar un ítem en su hoja de vida. Los que sí desbordaban noche y renombre eran Zuker, Bad Boy Orange y DJ Stuart, quienes, además de prender la fría noche cordobesa con sus respectivos sets, componían el petit comité, al que se sumó Robert Moreno, ganador del evento en 2011 (curioso el caso suyo, pues su especialidad no es la pista sino la producción de música para fitness).

Una vez que la competencia arrancó, los concursantes, elegidos previamente por la organización, apelaron por la obviedad, que al principio funcionó, pero con el paso de las horas se diluyó. Desde el Harlem Shake hasta Los Redondos, con hincapié en el hip hop, Adele y demás hits FM, fueron parte de los argumentos para seducir a tres mil asistentes. Aunque el porteño Hernán Paredes, defensor del título, demostró técnica, el local Facu Ceneri evidenció identidad en el medio tiempo de su performance, sostenido por la cadencia del cuarteto y la cumbia. Sin embargo, el elegido para representar al país en noviembre, en el Red Bull Thre3Style de Toronto, fue Lukas Canaves, de San Isidro. Así que lo demás es sarasa.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.