no

Jueves, 28 de noviembre de 2013

FRENTE A FRENTE, NOTABLE DISCO DOBLE DEL TRíO

“Carajo tiene dos humores”

Corvata, Andy y Tery prueban la autogestión con un álbum en mitades: la furia y la calma, la industria pesada y la pesca de una canción orgánica.

 Por Lucas Kuperman

En Villa Ortúzar, a pocas cuadras de la ruidosa avenida Triunvirato, aunque lejos del quilombo y semiacustizada por los árboles y las fábricas del barrio, se yergue la sala de Carajo, el cuartel general donde el trío creó su flamante y potente disco doble: Frente a frente. Apenas pasado el mediodía, el baterista Andy Vilanova y el cantante y bajista Marcelo “Corvata” Corvalán almuerzan, mientras el violero Hernán “Tery” Langer continúa unas grabaciones en el estudio del piso de arriba. “Ese aceite de oliva tan rico lo trajimos de San Luis, de una de las giras”, le explica Corvata a Gaby Jurado –la multifacética agente de prensa, y cantante y saxofonista de la banda de reggae Contravos–. “Llevate el que está sin abrir”, regala el cantante que, a modo de recomendación para un próximo viaje, aconseja: “Tienen unas aceitunas tremendas en ese lugar. Hacen todo ellos. Incluso una grapa que en invierno te calienta todo el cuerpo”.

El trío arrancó el año reeditando su debut Carajo (al que agregaron el bonus track Carajografía, su primer EP) y con la oportunidad de volver a la independencia, ya que habían cumplido su contrato con Universal. “No es por hablar mal –aclara Corvata– nos bancaban la plata... pero antes no teníamos la independencia de ahora, y a veces compartir todo era difícil. Sacar Frente a frente nosotros fue una prueba piloto, para ver cómo nos defendíamos solos en la parte discográfica y volver a la raíz de la que salimos, a tocar y a recorrer el país”, asegura el tatuado bajista.

Si bien las grabaciones comenzaron este año, las canciones son de 2012, más algunas que habían quedado de discos pasados. El cantante recuerda el momento de decidir cuáles quedaban: “Era muy cómico ver a cada uno defendiendo los temas. Se fue dando naturalmente, apareció la posibilidad de un disco doble y creció la idea. En lo musical nos imaginábamos esto que pasó: tener dos estilos, dos corrientes. Tratar de que fueran los dos momentos bien marcados que la banda tuvo siempre. Es un viaje intenso”. Andy agrega: “Al estar mucho tiempo juntos y poder hacer nuestro disco independiente, tenía ese gustito extra y era tentador artísticamente. Así fue creciendo y las canciones se fueron agregando y tomaron fuerza. También Matías Marano, el artista que ilustró el disco, interpretó las letras y desarrolló todo el packaging, hizo un laburo tremendo”.

El diseño está muy bueno. Seguro que algún fan no habrá querido sacar el troquel de la tapa y se habrá quedado sin la sorpresa del espejo.

Tery: ¡Yo no lo saqué! ¡Ja ja ja!

Corvata: Nosotros no decíamos nada del espejo y por ahí se te acercaba un fan que no lo sabía y se llevaba esa sorpresa, cobraba vida propia. Era una mezcla de ideas y tratamos que funcione al día de hoy. Antes se hacían discos de una determinada manera, ahora sabés que los sacás y lo ponés en un mp3. Tenía esa importancia de que funcionen todas las tarjetas sueltas, y así que cada uno pueda pegar su canción favorita en la pared.

Los discos se diferencian ampliamente desde lo musical. El primero tiene las canciones más pesadas y composiciones ligadas a una etapa cruda de la banda, con distorsiones álgidas y un doble pedal que asume la escena; el segundo está ligado a un costado más experimental, en parte, de Carajo. “Tratamos de llevarlo a los extremos, pero a su vez siempre tuvimos el control”, comentan. Tery cuenta que Ale Vázquez, el productor histórico de Carajo, tuvo miedo cuando se lo mostraron: “Decía que sonaba bárbaro porque era todo digital, pero temía que no suene cuando lo toquemos. Era un desafío para él confiar en nosotros, de que lo que estaba escuchando lo pudiésemos llevar a la práctica y tocarlo bien. Fue un proceso distinto porque antes le mostrábamos canciones que estaban grabadas en la sala, pero con este disco le mostramos las versiones ya casi finales”, rememora.

A la difícil tarea de lograr un disco de 16 canciones se sumó la de dividirlos en mitades. Si bien hubo algunos detalles, no hubo gran debate por el lugar que debía tomar cada una. Sabían que Promesas iba a cerrar un disco, hubo casos puntuales, pero en general fue “muy natural el lugar de cada una”. El gran debate fue que vayan todas, porque inicialmente era un disco simple. Sigue Corvata: “Pero igual es Frente a frente, es un disco solo. En el anterior, en la mitad, se llegaba a Limbo y había una bisagra donde se renovaba la historia. Decíamos que el mar se calmaba. Esto está llevado a otro lado. Escucharlo de corrido te lleva para un lado donde aparece muy presente otra personalidad que tiene Carajo, más alternativa”. O como apunta Andy: “Cada disco tiene su humor. Por ahí uno se levanta un día y quiere escuchar algo más pesado. Pasa que un domingo te levantás con tu chica o la familia y ponés otra música que cuando estás solo. Carajo tiene esos dos humores que se habían manifestado en El mar de las almas”.

¿Con cuál de los discos está más copado cada uno?

Corvata: En mi casa suena el dos todo el tiempo, porque vivo con tres mujeres: mi esposa y mis dos hijas. Pero solo... ¡pongo el uno a pleno! El mar de las almas estuvo soñando un año en el auto, pero ya no lo escucho.

Andy: Creo que el dos. El primero tiene más tensión, por eso disfruto más la distensión del dis. El uno requiere su energía. En realidad me gusta todo, pero me siento más relajado con el otro porque tiene más amplitud de tiempos y de colores. El primero es más lógico de nosotros mismos. En el segundo se encuentra un lado más artístico, aunque no porque el uno no lo tenga. Nos dimos cuenta de que era un disco para escuchar varias veces. Lo vas redescubriendo con las veces y le terminás dando un valor agregado.

Tery: A mí me gusta un poquito más el uno, lo escucho un poco más, pero es difícil porque hay canciones del dos que están bárbaras.

Volvieron a trabajar con Ale Vázquez, que ya hace tiempo parece ser un cuarto Carajo desde la producción.

Tery: Sí, desde siempre. Lo que cambió es que cada vez se mete un poco menos en lo musical. Sí cuando grabamos, porque te incentiva muy bien a dar lo mejor y nunca deja de ver la canción.

Corvata: Es más objetivo y nos limpia un poco el terreno. Aprendimos a desligarle cosas. Al fin y al cabo nosotros después defendemos los temas y es sano tener una persona a la que artísticamente le tenés mucha confianza para tomar decisiones cuando no sabes cómo seguir. Nos ayuda bastante. Se dio que siempre a la hora de mostrar las canciones pensamos en Ale. Capaz algún día nos dice que no sabe qué puede aportar al disco o que no le gusta. Hasta ahora se dio que coincidimos y laburamos juntos. Ale es multifacético y se adaptó a nuestra variedad. Para él siempre importa la canción, nunca te va a venir con su método para cortarte la originalidad.

Siempre estuvieron preocupados por los fans, con las firmas de discos, los Video Garage que los mostraban grabando. Son buenas formas de estar en contacto y dejar de lado el hermetismo que se produce en la grabación.

Tery: Lo de la firma de discos nos gusta y nos pasó que como sabíamos que iba a ser un disco más caro, queríamos acercárselo a la gente antes que nadie y que tuviera un precio de lanzamiento. A partir de eso, lo hicimos en algunas provincias más. La gente lo valora. Igualmente a veces entre tanta gente es un quilombo porque no parás: estuvimos desde las tres y media hasta las doce más o menos, con autógrafos y fotos. Pero es para eso y la gente se copa. No hay una distancia entre ellos y nosotros.

Corvata: Desde nuestro primer show importante en Cemento hicimos un Club Carajo, donde la gente podía pasear, interactuar y divertirse. Siempre tuvimos esas estrategias para no depender de otros ni pagar publicidad. Tenemos la suerte de tener gente que nos apoya y estamos muy organizados con la web. Hoy nos divierte hacerlo, aunque tal vez en otro momento estemos viejos y cansados, y no lo queramos hacer más, ja ja ja.

* Sábado 28 en El Teatro (Rivadavia 7806). A las 19.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.