no

Jueves, 26 de diciembre de 2013

FORMATOS DE LA AUTOGESTIóN

Educación física

 Por Julio Nusdeo

Este 2013 menguante ha parido pila de ediciones interesantísimas. En su mayoría, colaboraciones de manos que tiran constantes en un sentido y empujan los límites de la transmisión cultural. En verdad, el formato es lo que menos importa. En principio basta con que exista en la nube, de donde enseguida pueda escucharse, descargarse y llevarse consigo, para que el proyecto tenga vida. Bandcamp, Soundcloud y Grooveshark se disputan y comparten el lugar. ¡Está vivo!

La posterior edición física va de la mano de las posibilidades del momento. Al echar un ojo a las producciones de sellos como Jardinista Recs (Ricarda Cometa, Darío Dubois Dúo y Trío, Simón Fuga); Alborada Ediciones (Fusible, Lou Baumann); Quelonio Records (Di Giovannis, Riel, Astrosuka); Leña Records (Mariano Rodríguez); Cobra Libros (Camposanto, Travesti, Los Cuzcos), o los formoseños Psh Ediziones (Tilda Flipers, Zatopek, Mrs!), la constante DIY se impone como respuesta: tiradas cortas y numeradas de casetes o CD-R, con arte serigrafiado y sellos de goma, o artistas amigos o lejanos contactados por mail. En el under, el casete desplazó al vinilo por costos y disponibilidad.

Meses atrás, el dúo Springlizard consiguió vía Mercado Libre un lote de bolsas de aspiradora que usó como sobre-contenedor de la edición limitada de Doomland, su tremendo segundo álbum, editado en CD-R. Y saliendo un instante del período 2013, el hipnótico split de los cordobeses O+yn junto a The Failed NASA Experiment (Cardiff, Inglaterra), editado el año pasado en cien casetes regrabados, explica que para resolver una edición física sólo se necesita un formato que cuadre. Hace unos años, Pablo Malaurie grabó un video tutorial para el armado del packaging de su álbum El festival del beso, cortando cartón corrugado.

De tan variadas ediciones, el formato galardonado no es uno, sino el que sea. Este año, así como el que pasó o los próximos, el formato que toma la posta es el resignificado. Ese que se resuelve con creatividad en medio de las limitaciones. Ese en el que los descartes se vuelven materiales. Ese en el que pueden hincarse los dedos y resolverlo con astucia y con la ayuda amiga de gente despierta. Porque no hay tiempo. En medio de un sistema económico que ahorca más de lo que alivia, y cuya fórmula de éxito promueve la premisa de comprar, tirar y volver a comprar, tan asfixiante dinámica es paliada mínima y fugazmente por resignificar materiales que otros consideran basura. Salir a la calle en busca de tales tesoros es una actividad que puede hacerte el día.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.