no

Jueves, 9 de octubre de 2014

EL FENóMENO DE LOS CLIPS MUDOS

Ya nadie va a escuchar tu video

 Por Federico Lisica

Ahora que MTV casi no pasa videos musicales tal vez podría darles lugar a los “videos sin música” o musicless music videos, una movida lúdica, digital e intrigante que puebla YouTube hace unos meses: ¿cómo sonarían los videos si no hubiese canción alguna? Los MMV son algo así como el backstage sonoro de videos icónicos. Ahí está el caso que comenzó todo: I Want to Break Free, de Queen. Freddie Mercury travestido como una mucama, con sus mostachos y pollera de cuero pérfida, y en vez de escuchar su voz, lo único que se oye es la aspiradora en funcionamiento.

De eso van los MMV, piezas con el timing para saber cuándo colar gritos, respiraciones, aplausos y el fondo que tornan la cuestión mucho más ridícula. Otra obra inquietante es Dancing in the street por Jagger y Bowie, donde hay lugar, cual película de artes marciales, para el sonido que dejan sus meneaditas de culo, cabeceadas y besitos a cámara. Hay muchos más. Los OK Go saltando en las cintas para correr en Here It Goes Again, el cantante de Prodigy entre los caños en Firestarter y sacando la lengua en más ocasiones que Miley Cirus. Incluso los MMV se animan a los musicales cinematográficos. ¿Cómo sería cantar bajo la lluvia sin cantar? Gene Kelly chapotea charcos en Singin’ in the Rain.

El austríaco Mario Wienerroither –un diseñador de sonidos, editor y mezclador– es el culpable de los MMV y tiene un lema para hacerlos: “Cuanto más trate el artista de quedar cool, más gracioso y perturbador será en un MMV”, dijo. Lo cual es parecido a lo que acontecía con los Literal Music Videos, clips en los que cantaba explícitamente aquello que se veía. Los LLV tuvieron que lidiar en las plataformas digitales con las cuestiones de copyright, y en ese sentido los MMV llevan una ventaja porque, ejem, nunca se escucha la canción.

Es paradigmático, por otra parte, que la mayoría de los videos de una y otra movida pertenezcan al lustro ‘80-’85, el instante supernova en el que los videos musicales acompañaron la mayor bonanza de la industria musical. ¿O fueron su trampolín? ¿Es que hay manera de escuchar Thriller sin imaginar a Michael Jackson con su zombiewalk? Un momento, ¿cómo sonará el zombiewalk?

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.